La alfombra de los Premios Grammy ha vuelto a demostrar que es la más extravagante, original y divertida de todas. Estos son los looks que lo demuestran


Poco a poco las alfombras rojas van volviendo a nuestras vidas, aunque con las restricciones que marca la pandemia, como ya vimos en los pasados Premios Goya y en los Globos de Oro. Ahora han sido la gala de la 63 edición de los Premios Grammy, presentada por  Trevor Noah en Staples Center de Los Ángeles aunque con actuaciones desde diferentes puntos de Estados Unidos. Y, una vez más, la más importante cita musical ha sido la más extravagante y atrevida de todas las pasarelas.

La Academia de la Grabación estadounidense preparó una gala sencilla, sin público, en la que los artistas fueron turnándose las actuaciones en un escenario circular. Y a lo largo de casi cuatro horas de gala fue desfilando lo más granado del panorama musical: Bad Bunny, Taylor Swift, Cardi B, Dua Lipa, Harry Styles, Billie Eilish, Post Malone, John Mayer, BTS, Megan Thee Stallion, Bruno Mars y HAIM.

La gran triunfadora de los Premios Grammy

La gran triunfadora fue Beyoncé, que se llevó cuatro galardones y  ha hecho historia al convertirse en la mujer con más Premios Grammy de la historia con un total de 28 estatuillas (el récord estaba en los 27 Grammys de la cantante de bluegrass, Alison Krauss). Sin embargo, la cantante fue la más sobria (si esa palabra se puede utilizar para hablar de la gala de de los Premios Grammy), con un vestido corto drapeado de piel, de Schiaparelli.
Taylor Swift, con maravilloso vestido de flores de Oscar de la Renta,  se llevó el premio al mejor álbum con Folklore. Es la tercera vez que la estadounidense triunfa en la categoría reina después de las victorias de ‘Fearless’ (2010) y ‘1989’ (2016). Por su parte, Billie Eilish se hizo con el galardón a la mejor canción  por Everything I Wanted. Esta última volvió a soprendernos un año más con un look total de Gucci.

Pero al margen de los galardones, esta gala también llama la atención por los looks de las protagonistas. Y en esta nueva edición, a pesar de las restricciones, tampoco ha vuelto a defraudas. Estos estilismos lo demuestran.