Gracias al último modelito de Marta López, hemos encontrado el vestido perfecto para la tripa. No solo las mujeres con curvas conocen el problema. No sentirse cómoda con vestidos ajustados, o querer ocultar la barriga porque sí, es algo normal que hacemos todas (o casi todas). Si para algo está la moda es para ayudarnos a crear la mejor versión de nosotras mismas con prendas aptas para todos los tipos de cuerpos. Si te sientes identificada con esta situación… ¡Sigue leyendo!

El vestido con efecto ‘viente plano’ de Marta López

A sus 48 años, Marta, presume de tener unas curvas de infarto y un estilo increíble. Y así lo demuestra sin tapujos en sus redes sociales. No se corta a la hora de lucir sus mejores posados y los resultados son evidentes: ponga lo que se ponga, está deslumbrante. Lo verificamos con su última publicación en su cuenta de Instagram donde luce espectacular con un vestido muy favorecedor.

La prendas diseñadas para esconder la tripa cuentan con muchos modelos y para mujeres de todo tipo. En estos casos la longitud del vestido, una vez más, importa: si eres bajita elige vestidos cortos para dar la sensación de estiramiento. En el lado puesto, para las mujeres altas con piernas gruesas, los vestidos maxi son ideales para conseguir el deseado efecto ‘viene plano’. En cualquier caso, el vestido de la televisiva es perfecto porque tiene la cintura marcada y falda con vuelo. Esto estiliza un montón, tiene la parte estrecha por debajo de pecho y eso amigas, es pura magia.

Hay prendas que hacen «milagros»

El suyo además es perfecto para la primavera y para el verano. Es fresquito, hecho en seda con mangas a media altura y escote palabra de honor. Tanto la zona del pecho, como la zona de la falda, llevan mini volantes. El suyo es de la marca Marlacoco, es el modelo ‘Saniya’ y cuesta 44,95 euros.

Pero seamos claras, los milagros no existen. La mejor fórmula para estar saludables pasa por practicar ejercicio y seguir una dieta sana y equilibrada. Pero sí podemos sacar el máximo partido a nuestro cuerpo si sabemos elegir las ropa adecuada. Es evidente que cada cuerpo es un mundo y que cada prenda se adapta mejor a un cuerpo o a otro, en función de la proporción. No obstante con pequeños detalles podemos cambiar por completo nuestra imagen en un abrir y cerrar de armario.