La Mercedes Benz Fashion Week Madrid está celebrando su 75 edición por todo lo alto. Y no solo por la presencia de la reina Letizia, que vuelve a la cita de moda más importante de nuestro país por segunda vez y después de doce años. Su única visita hasta ahora había sido en septiembre de 2010 para ver las propuestas de la primavera-verano del año siguiente. Pero al margen de esta visita real, esta edición está siendo especialmente importante, tanto por la cantidad de celebrities que se sientan el front row, como por las propuestas de los diseñadores y las modelos. Y entre estas últimas, la vuelta a la pasarela de Mar Flores después de 20 años ha sido el gran momentazo.

«Quien tuvo, retuvo». Y nadie mejor para demostrarlo que Mar, quien a sus 52 años y con cinco hijos, pisó la pasarela con la misma fuerza, y espectacular físico, que en sus gloriosos años de top en los 90. La modelo fue la gran estrella del desfile de Roberto Diz, su amigo y también uno de sus diseñadores favoritos para las grandes ocasiones.

Mar Flores arrasa sobre la pasarela en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid

Dos días tardó Mar en decir sí a la propuesta del diseñador gallego afincado en Sevilla y el resultado no pudo ser más espectacular. Con ciertos nervios, pero segura y con la misma profesionalidad de antaño, Mar Flores se convirtió en la absoluta protagonista. Fue la encargada de cerrar el desfile con un vestido de fiesta negro palabra de honor con detalles de lentejuelas y un fajín, que marcaba su estupenda silueta y dejaba ver su brazos perfectamente tonificados.

«No puedo ni hablar, he estado unos días muy nerviosa, ha sido una sensación de pánico. Hace más de veinte años que me bajé de la pasarela, nunca me despedí y nunca pensé que iba a volver.  Ha sido uno de los mayores regalos de mi vida», confesó la modelo después de un momentos tan especial.

Los invitados vips en el front row

La primera fila del desfile de Roberto Diz contó con un gran número de rostros conocidos. Entre ellos, el del empresario mexicano Elías Sacal, pareja de Mar, y muy orgulloso de ver a su novia subida de nuevo a las pasarelas.
Pero, además, también congregó a amantes de la moda como Bibiana Fernández o Carla Pereyra.

Roberto Díz presentó una colección para todo tipo de mujeres, independiente de la edad o el físico. El diseñador se hizo muy conocido por sus vestidos de novia que comenzaron a llevar las chicas de familias bien en Andalucía y también por sus trajes de noche de líneas arquitectónicas. Además de Mar, las hija de Bertín Osborne o la diseñadora Inés Domecq son sus musas.