Leonor y Sofía llevan desde 2014 asistiendo al desfile de la Fiesta Nacional y, en estos seis años, ellas han crecido y sus looks lo han hecho con ellas.


Octubre es, sin duda, uno de los meses más importantes para la monarquía patria. Y es que es en este mes cuando tienen lugar dos de los actos más destacados del año para la Familia Real Española. El primero de ellos es la Fiesta Nacional, que se celebra cada 12 de octubre; y el segundo, la gala de los Premios Princesa de Asturias, que este 2020 tiene lugar el próximo viernes. A ambos eventos acuden religiosamente sus majestades, Don Felipe VI y la Reina Letizia, pero desde hace algunos años, también las más pequeñas de la casa. Leonor y Sofía asistieron por primera vez al desfile del anteriormente conocido como Día de la Hispanidad en 2014 y, a partir de esa fecha, su presencia ha sido una de las más esperadas. La princesa y la infanta, que en su debut tenían ocho y siete años respectivamente, han crecido mucho desde entonces y sus looks evidentemente también han crecido con ellas. Eso sí, algo menos de lo que nos gustaría.

La evolución de los looks de Leonor y Sofía en la Fiesta Nacional

Mañana, 12 de octubre, tiene lugar la Fiesta Nacional y, como no podía ser de otra forma, las jóvenes royals acudirán al acto conmemorativo que se celebrará en la Plaza de la Plaza de la Armería, frente al palacio. En circunstancias normales, tanto Leonor como Sofía presenciarían junto a sus padres el desfile militar en el Paseo de la Castellana de Madrid y posteriormente los reyes recibirían a todos los asistentes en el tradicional besamanos en el Palacio Real. Sin embargo, este año nada de esto será posible debido a las restricciones por el coronavirus y la ceremonia será más escueta y sencilla. No obstante, y a pesar de las limitaciones, esperamos ver a las dos hermanas luciendo sus mejores galas, tal y como vienen haciendo desde 2014.

La princesa de rojo y la infanta de azul

La primera vez de las hijas de los Reyes en el desfile de las Fuerzas Armadas fue también la primera vez que su padre lo presidía como Rey tras su proclamación y sus estilismos estuvieron a la altura de tal importante ocasión. Leonor se estrenó con un vestido en tonos rojos y rosas y Sofía, por su parte, con uno prácticamente idéntico en colores azulados. Una elección que se ha mantenido de manera casi continuada durante todos los años. Siempre que Leonor ha llevado un vestido rosa o rojo, Sofía la ha acompañado luciendo una pieza similar en azul.  Una particularidad que se ha repetido año tras año y que tendremos que esperar a mañana para saber si este 2020 se mantiene. ¿Tradición o casualidad?  Sea como sea, lo cierto es que no hay más que echar la vista atrás para darse cuenta de que los looks de la princesa de Asturias y de su hermana han evolucionado menos de lo que pudiera parecer.