Este año los abrigos voluminosos confeccionados en tejidos gruesos y hechos de pelo, lana o cuero sintético son la tendencia de la temporada. Algunos lo llaman el estilo furry, que ha copado el mercado de la moda y no dejamos de verlo, no solo en abrigos, sino en botas, salones, faldas y hasta bolsos. Hoy, Eugenia Silva se ha enfundado en un lookazo que tenía como prenda central un abrigo de borrego que es una auténtica fantasía, súper calentito y, lo mejor, lo hemos encontrado idéntico en H&M. 

La modelo no pierde el tiempo a la hora de llevarse a su armario prendas que están a la última. Sabe perfectamente lo que se lleva esta temporada y para una noche entre amigos ha creado un look que no os dejará indiferentes.

Eugenia Silva
Instagram

Por un lado, la mujer de Alfonso de Borbón lució un vestido de efecto piel en color marrón chocolate de la diseñadora Stella McCartney. El diseño tenía unas mangas de corte capa con pliegues y efecto drapeado en el hombro muy originales. Además, la prenda lucía un corte por la rodilla y un cuello redondo y cerrado muy elegante. Eso sí, este vestido modelo Billowing Cape Midi Dress tiene un precio de 2.200 euros.

Eugenia Silva
Instagram

Sobre su vestido de efecto cuero se puso un gran abrigo de borrego con solapas XXL, también de Stella McCartney, que ahora mismo está completamente agotado. Pero no os preocupéis, porque hemos encontrado la alternativa perfecta para recrear el look de Eugenia. H&M ha sacado esta temporada su propio abrigo de borrego en el mismo color y con el mismo aspecto que el de Eugenia y está disponible en la web por 89,99 euros. Hazte con uno para no pasar ni un poco de frío este invierno y conseguir un estilismo tan glamuroso como el de la empresaria.

Abrigo de borreguito
Cortesía H&M

Eugenia Silva combina su abrigo de borrego con unos salones de charol negros

Para sus pies, la modelo eligió unos zapatos de tacón con punta roma y cierre al tobillo confeccionados en charol. Una tendencia muy marcada de la temporada es combinar el color negro con marrón chocolate aunque, a priori, son dos colores que no suelen combinarse demasiado.