La nueva temporada viene cargada de zapatos versátiles que no tienen por qué ser de tacón. El calzado plano también puede ser sinónimo de distinción. Y todo sin renunciar a la comodidad.


Los tacones no van a desaparecer de nuestro armario, pero la comodidad se impone esta temporada, porque los zapatos planos, que llevan una temporada ganando terreno en los looks más prácticos pero también en los elegantes, se están imponiendo como una opción ganadora en todos los estilos.

[lista_enlaces]

Tras los pasos de las neoyorquinas

La socialité estadounidense Oliva Palermo lleva años indicando el camino. Como buena neoyorquina, caminar es una de sus actividades diarias y, aunque existen zapatos de tacón muy cómodos, no tienen nada que hacer frente a un calzado plano cuando se trata de pasear y recorrer grandes distancias a pie como suele suceder en la gran manzana.

Palermo siempre ha combinado estilismos de todo tipo con calzado plano sin que esto les restara un ápice de elegancia o los convirtiera en algo mucho menos sobrio. Por eso, esta temporada hay que fijarse en ella y también en las parisinas, acostumbradas a dar el toque chic con zapato plano para crear los estilismos.

[lista_enlaces]

Zapatos para todos los gustos… y colores

Porque esta temporada los zapatos planos vienen en todas las versiones. Así, tenemos desde los zapatos tipo mocasín o los Oxford, para días que requieran un zapato más cerrado. Pero también tenemos zapatos con pulsera al tobillo o mules, que permiten que aún no nos olvidemos del verano y conjuntemos a la perfección los vestidos de largo midi.

En cuanto a los diseños, esta temporada hay de todo. Desde el clasicismo más absoluto, con tonos negros y diseños sobrios hasta el regreso del animal print -aunque este estampado nunca se haya ido del todo-. Los colores, eso sí se acercan a los tonos tierra y los más naturales para esta temporada de otoño e invierno.

De punta y distintas opciones

Vuelven también las puntas, que aún no tienden al infinito, sino que se moderan un poco, para ir a juego con escotes sobre el empeine que tienden también a ese pico, olvidando los más cerrados o de terminación circular, con diseños que recuerda a los que Disney dibujó para algunos de sus personajes femeninos.

Pero ojo, también los zuecos, con sus diseños más tradicionales, vuelven a la palestra. Mango los tiene en piel de serraje y Zara se ha lanzado a hacerlos en goma. Los más atrevidos los llevarán incluso en invierno, acompañados de unos calcetines. Pero para quienes quieren algo menos drástico, las clásicas bailarinas siguen en boga, con pulsera para sujetarlas, con diseños diferentes y sobre todo, con su habitual comodidad para hacernos la vida más fácil.