Un bautizo es una de las celebraciones que requiere de una vestimenta especial para la ocasión.


Para toda la familia, es uno de los eventos más esperados y, probablemente, se recordará durante mucho tiempo. De ahí la importancia de acudir a él de forma elegante, pero sin llamar mucho la atención y no pecar en exceso de estridente.

El protocolo que marca un bautizo es tratar de vestir de forma elegante, pero sencilla. Una elegancia que tampoco debe ser exagerada, sino en la que predomine el equilibrio entre las prendas. No hay que caer en las estridencias ni en los colores demasiado chillones o atractivos. El centro de atención de la ceremonia es el niño/a, no nosotros.

Lucir un estilo natural, sobrio y elegante es la principal recomendación sobre cómo vestir para un bautizo.

Un bautizo de día o de tarde

Un bautizo es una celebración que se puede llevar a cabo durante el día o por la tarde-noche. Dependiendo de la hora del evento, es preferible vestir de una manera u otra.

Si el bautizo se celebra durante el día, lo más recomendable es vestir colores claros, dejando los oscuros para la tarde-noche. Colores que, por otra parte, no deben resultar muy llamativos. La discreción en el vestir es una de las características que nos hará acertar en el estilismo de este tipo de acontecimientos.

Además del momento del día, hay que tener en cuenta si el bautizo se celebra en primavera-verano o en otoño-invierno. En el primero de los casos, es mejor apostar por vestidos y trajes de colores claros, dejando los tonos más oscuros para los meses otoñales o invernales.

Tanto si es de día como si el bautizo se celebra por la tarde, los hombres deben acudir con trajes de colores grises, azules o marrones. Las mujeres, por su parte, es preferible que acudan con una gama de colores que puede ir desde el rojo al morado, pasando por el azul marino, el verde oscuro o el negro. Siempre dependiendo del momento del día y la época del año. 

Cómo vestir una mujer para un bautizo

Lo más correcto para la mujer será llevar un atuendo elegante y nada vistoso. La opción ideal será un vestido en tonos claros o pasteles, aunque también cabe la posibilidad de llevar un pantalón o una falda. 

El traje sastre

El traje sastre es una vestimenta elegante y formal. Un modelo que puede llevar una blusa de seda o de algodón y tacones no demasiado altos. 

El vestido

Además de los colores, hay que prestar especial atención al largo del vestido. No debe ser ni largo ni muy corto, por lo que la medida perfecta es llevarlo hasta las rodillas. Un vestido estampado que no sea muy llamativo puede ser la opción ideal. También son posibles los vestidos con textura, sobre todo los que tienen encaje. 

Las faldas

Las faldas circulares o la falda lápiz son las mejores opciones para vestir en un bautizo. Una falda es una excelente prenda para un bautizo en verano, ya que es fresca, versátil y cómoda de llevar. 

Pantalones para un bautizo

No se recomiendan los clásicos jeans, ya que son demasiado informales para una ocasión tan especial como esta. Sí encajan bien los pantalones de lino, el pantalón del traje sastre o uno de seda. Un pantalón de este tipo con unos tacones pueden resultar un conjunto perfecto. 

Cómo vestir un hombre para un bautizo

Al igual que sucede con la vestimenta de las mujeres, el hombre debe tratar de vestir de forma elegante, pero sin llamar demasiado la atención. Un estilo sobrio y sencillo es la mejor apuesta. 

No es necesario, por ejemplo, acudir al bautizo con un traje completo. En este caso, se puede optar por llevar un pantalón de traje con una americana y una camisa, lo que le dará un aspecto un poco más informal, pero sin perder un ápice de elegancia. Si no se desea llevar el pantalón del traje, se puede sustituir por un pantalón de tipo chino

En la medida de lo posible, hay que evitar que los trajes sean demasiado oscuros. Es cierto que en ciertos momentos del día y en otoño o en invierno sea preferible oscurecer un poco los tonos. Sin embargo, no hay que hacerlo demasiado. Si escogemos tonos negros o azules, que no sean muy oscuros del todo. 

Precisamente, si el traje tiene un color oscuro lo podemos avivar un poco con alguna corbata de colores alegres, un pañuelo o algún accesorio que evite que la sensación del traje sea de oscuridad. 

La camisa que debe llevar el hombre ha de ser de manga larga, de colores claros y con un buen corte. Por último, los zapatos también deben ser elegantes, evitando siempre cualquier tipo de calzado deportivo, ya que no dará el aspecto informal que se desea. 

Los zapatos para el bautizo

Las mujeres pueden optar por un zapato de tacón medio o unos mules, un tipo de calzado cuya principal característica es que cubre la parte delantera del pie y deja el talón al descubierto. 

Los hombres pueden llevar un zapato de hebilla o de cordones, combinando con los colores predominantes de todo el look. Las posibilidades son múltiples y pueden ir desde unos zapatos de estilo Oxford a unos mocasines. 

Maquillaje, peinado y accesorios

El maquillaje para ir a un bautizo debe ser lo más discreto posible. Hay que evitar llevar un maquillaje demasiado marcado, ya que de lo contrario estaríamos llamando demasiado la atención. 

A modo de accesorios, podemos llevar una pequeña cadena fina y un bolso cómodo con cadena o bandolera. Por último, el peinado más adecuado es un semi-recogido, un recogido informal, unas ondas o un alisado de pelo. Hay que evitar llevar moños demasiado recogidos o muy elaborados, ya que serían demasiado llamativos para la ocasión. 

En definitiva, un bautizo es una ocasión especial en la que debemos vestir con elegancia, pero sin pasar de ciertos límites. No hay que ser ni demasiado llamativos ni pecar de una informalidad que nos puede jugar una mala pasada en lo que a estilismo y buen gusto se refiere.