Es la reina indiscutible del estilo y Carolina de Mónaco lo ha vuelto a demostrar con el look que eligió para acudir al desfile de la colección crucero de Chanel


Chanel eligió Montecarlo para presentar su colección crucero 2022/2023 y en primera fila no podía faltar la mejor embajadora oficiosa (con permiso de su hija Carlota Casiraghi que es la embajadora oficial) que se puede tener. Hablamos de Carolina de Mónaco, la princesa más elegante a la que no han podido desbancar las nuevas generaciones de royals. Carolina mantiene desde hace décadas un idilio con la maison francesa, especialmente por su íntima amistad con Karl Lagarfeld, director creativo de la firma hasta su fallecimiento en febrero de 2019, y que ha continuado con Virginie Viard, actual diseñadora de la casa.

El mejor escenario (el Beach de Montecarlo) y las mejores anfitrionas, para una colección en la que se hicieron guiños a acontecimientos icónicos del Principado, como su carrera de de Fórmula 1, y en la que no faltaron los metalizados, las lentejuelas y, cómo no, el tweed. La princesa de Hannover no se perdió detalle, pero tanto como los modelos que desfilaron por esa pasarela de arena al borde del mar, deslumbró el look que eligió para la ocasión.

Carolina de Mónaco, la mejor inspiración para vestir bien a partir de los 50

La princesa monegasca volvió a dar una lección de estilo con su magnífico estilismo, que además de favorecedor, le quita varios años de encima. Vestida de Chanel de la cabeza a los pies, no podían faltarle algunos de los emblemas de la casa, como la chaqueta de tweed, en esta ocasión en rojo, larga y con cuello perkins, el bolso acolchado con cadena en rojo y blanco, con un aire vintage, o los múltiples collares de perlas, de los que Coco Chanel hizo una de sus señas de identidad, mezclando las falsas con las verdaderas.

Pero lo que realmente nos encantó y hacía el look totalmente juvenil y apto para llevar en verano de la mañana a la noche fueron los pantalones palazzo con bordado inglés en blanco y la camiseta básica, también en blanco, con logo de strass que anunciaba el desfile. Y los pies, unas sandalias de tacón bajo adornadas con el logo de la firma y pequeñas perlas.

Un look absolutamente maravilloso que vuelve a dejar claro que el cetro de la elegancia y la clase nadie se lo puede arrebatar. Y para continuar con ese chic natural que es su seña de identidad eligió un maquillaje muy suave y su melena canosa natural, peinada con raya al lado. Simplemente inmejorable.

Chanel y Mónaco, una historia de amor

Mónaco, sus princesas y Chanel viven una eterna luna de miel. La historia de la maison francesa está marcada de lugares inspiradores que han contribuido a forjar su estilo. Entre estas emblemáticas fuentes de inspiración, Montecarlo ocupa un lugar especial, ya que el vínculo entre ambos comenzó en la década de 1910, cuando Gabrielle Chanel descubrió el Principado de Mónaco y su región circundante.

A través de la Colección Crucero 2022/23, Virginie Viard revive el espíritu de libertad y sofisticación de la Riviera, que refleja a la perfección una concepción de la moda basada en la modernidad.