Amelia Bono ha estrenado un conjunto de chaqueta y pantalón de cuero que es de lo más original para celebrar estas fiestas


No puede ser más original. Amelia Bono ha dado con el conjunto más inesperado para lucir estas fiestas. Ella misma lo ha mostrado en sus redes sociales y parece que ya va camino de convertirse en una inspiración para lo que queda de navidades, porque es diferente a cualquier otra elección que hayamos visto estos días.

Un look de lo más festivo con recuerdos de otra época

El conjunto tiene una inspiración setentera de lo más clara. Y es que está compuesto por una americana unos pantalones que perfectamente podríamos encontrar entre los amantes de aquellos años del swinging London o de los 70 españoles. Se trata de unos pantalones de campana que se abren desde la pantorrilla con un vuelo bastante pronunciado.

Pero eso no es lo único llamativo del conjunto, porque ambas prendas, tanto los pantalones como la americana están hechos de piel. Amelia Confirma así una tenencia que lleva presente en los estilismos de esta temporada desde el comienzo del otoño: la piel se lleva en todas sus formas y colores.

La piel, tendencia esta temporada

La habíamos visto en pichis, en pantalones tipo leggins, y hasta en vestidos que iban fluctuando de color para salir de los tradicionales negro y marrón. Pero Amelia ha sido atrevida al apostar por un conjunto completo de cuero. En su caso, el color elegido el granate, que además le favorece. Y para acertar, lo ha completado además con un top negro de estilo lencero.

El conjunto de Amelia Bono es de Uterqüe y no puede estar más de actualidad, porque es de temporada. Así pues, está a la venta en las tiendas de la firma y también en la web en casi todas las tallas. Dado que se trata de la línea de alta gama de Inditex, los precios se elevan por encima de lo que lo harían prendas similares en otras firmas como Zara o Bershka.

La chaqueta está a la venta por 259 euros y el pantalón, que es lo más llamativo del look, por lo mismo. Así el total look sale por unos 500 euros a lo que hay que añadir el calzado y un bolso. Lo bueno de la amplia campana de los pantalones es que admite cualquier tipo de zapato o bota, porque a penas se van a ver. Eso da un plus de comodidad si al replicar el look pensamos en él para un afterwork o un día un poco más largo de lo habitual.