Alba Díaz ha sabido cómo convertir la camisa más básica de Zara en el vestido de noche más bonito. Atenta porque podrá salvarte en más de una ocasión.


Para poner el broche final a un verano inolvidable e inusual, Alba Díaz ha querido pasar el fin de semana junto a su madre, Vicky Martín Berrocal, en Oporto. Madre e hija han disfrutado de las maravillas de la ciudad portuguesa alojándose en Pestana Palácio do Freixo, un lujoso palacio que hace las funciones de hotel. El lugar no podía ser más bonito y ellas, que suelen dar la talla en cualquier momento y situación, no han perdido la oportunidad para sacar sus mejores galas y deleitarnos con los modelitos más originales y elegantes. La diseñadora flamenca presumió de estilo en su cuenta de Instagram con sencillos vestidos ajustados y con looks de dos piezas formados por blazers y vaqueros. Sin embargo, en esta ocasión fue su hija, la influencer más natural, la que verdaderamente nos logró conquistar de la mejor forma con su estilismo.

La camisa más sencilla para crear el vestido de noche más bonito

Diseñadora e influencer fueron a cenar juntas por la noche y ambas eligieron conjuntos la mar de acertados. Vicky Martín Berrocal no podía estar más guapa pero Alba Díaz quiso demostrar que ella es la mejor heredera de la marca (y del estilo) de su madre. Y lo consiguió. La joven arriesgó con su look de noche y logró inspirarnos a todas. No podía haber elegido una combinación más sencilla, pero tampoco más eficaz. Y es que la hija de Manuel Díaz, El Cordobés convirtió una simple camisa negra de Zara en el vestido de noche más bonito. Para ello, no tuvo más que hacerse con un modelo de algunas tallas más grande y combinarlo con los complementos adecuados. «La he cogido en la L para ponérmela de vestido, que sé que me vais a preguntar»; explicaba a sus más de 220 mil sugeridores.

Una elección básica con una ejecución inmejorable

La influencer, además de hacerse con una camisa negra de cuello solapa, manga larga acabada en puño con pliegues y bajo asimétrico con aberturas laterales, de la última colección de Zara; quiso elevar su look y conseguir ese efecto ‘vestido de noche’ con los mejores complementos. No tuvo más que añadir un bolso y unas sandalias de Bottega Veneta en tonos beige y marrón para convertir la camisa más simple en el vestido más bonito. Una decisión aparentemente sencilla que convierte una prenda anodina en un acierto asegurado. No cabe duda de que Alba sabe (y quiere) destacar y es que ideas como esta consiguen marcar la diferencia.