Tras haber vivido en pleno corazón de Madrid, Nagore Robles ha hecho las maletas junto a Nash, su mascota, para sumergirse de lleno en una nueva aventura no tan ajetreada. El lugar que ha escogido para establecer su nuevo hogar se trata de La Finca, en Pozuelo de Alarcón. Es una de las zonas más exclusivas de la comunidad, en la que a diario se cruza con rostros conocidos de la talla de Iker Casillas o Ramón García. Esto le permite tener una mayor privacidad, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de uno de los personajes más famosos del panorama nacional, y que en muchas ocasiones su vida personal está situada en el ojo del huracán. 

Como no podía ser de otra manera, la nueva casa de Nagore Robles cuenta con todo lujo de comodidades para su disfrute máximo. Entre ellas una amplísima terraza que no ha pasado desapercibida para su más de un millón de seguidores en Instagram. La que ella califica como “joya de la corona” está dividida en tres zonas, aunque para ella la favorita es “en la que se relaja”, tal y como define. 

Para seguir la misma estética que en el resto de la vivienda, la colaboradora ha querido aprovechar al máximo cada rincón de su terraza al más puro estilo chill out. La luminosidad y los detalles decorativos que posee esta zona hacen que sea la favorita de Nagore para subir publicaciones a Instagram. En todas ellas aparecen tres idílicos sofás de madera con cojines blancos que rodean una mesa redonda a tono y de lo más estilosa. Además, en ese enclave puede también disfrutar de la compañía de Nash, que a buen seguro se siente como pez en el agua rodeado de tanta naturaleza. Además, cabe destacar que el broche de oro lo pone una alfombra de estilo nórdico de lo más creativa con flecos deshilachados en los bordes. Una pieza única que hace que el lugar sea aún más acogedor si cabe.

Un comedor elegante y sofisticado a partes iguales

Otra de las zonas en las que más tiempo pasa Nagore es en el comedor. Dotado de una elegancia y sofisticación exquisitas, este lugar cuenta con sillas confortables con estructura de acero y asientos tapizados en polipiel, además de respaldos en madera de fresno. Materiales muy duraderos que, a buen seguro, harán la estancia mucho más fácil a la inquilina. También llama especialmente la atención la mesa redonda de madera de mango, el mismo material que ha utilizado para la mesa situada en la zona de descanso, donde están los sofás.

La hija de Sarah Ferguson da la última hora sobre su cáncer

También te interesará

La hija de Sarah Ferguson da la última hora sobre su cáncer

Uno de los detalles más originales del salón son los dos bancos de diseño creados en borreguito. Estos aportan un toque muy personal y además parecen ser muy cómodos. Como no podía ser de otra manera, combinan a la perfección con la claridad del sofá de lino y un mueble de madera sobre el que reposan la televisión, libros y plantas decorativas. Si algo está claro, es que Nagore tiene muy buen gusto a la hora de poner a punto su casa.

Carla Flila, ¿la posible acompañante de Nagore Robles en esta nueva etapa?

Por ahora, se desconoce si junto a la colaboradora vive alguien más. Nagore adquirió este domicilio junto a su mascota para dar pistoletazo de salida a una etapa vital mucho más tranquila que la que le puede aportar el centro de Madrid. Sin embargo, sí que podría estar disfrutando de algunos de los rincones de su idílico hogar junto a Carla Flila, su nueva ilusión. En unas fotografías a las que SEMANA tuvo acceso en exclusiva, puede verse a la vizcaína junto a la influencer dando un paseo de lo más romántico en un parque de Madrid. Un momento de lo más especial en el que ambas se dejaron llevar por la pasión y dieron rienda suelta a su amor.

Poco les importó que pudieran ser grabadas. Pese a haber llevado su romance en la más absoluta intimidad, tuvieron una oportunidad de hacerlo público y la llevaron a cabo. No obstante, por ahora no se han pronunciado en redes sociales sobre su vínculo amoroso, aunque cada vez llevan a cabo más planes juntas que dejan entrever que lo suyo va totalmente en serio. 

Uno de los primeros viajes que realizaron de manera conjunta fue a Uruguay. Ambas viajaron hasta el otro lado del Atlántico y, aunque no se nombraron en sus stories de Instagram, hicieron saltar las alarmas inevitablemente. Los rumores afloraron, y no podían ser más ciertos.