Zayra Gutiérrez lo ha vuelto a hacer. Ha sido pilladas sin mascarilla, con sus amigos, sin distancia de seguridad ni ningún respeto a la salud del resto. Este vídeo vuelve a situarle en el ojo del huracán y sus disculpas ya no le sirven a nadie, pues todos le piden que cumpla su deber para evitar más dolorosísimas muertes


Mucha suerte tienen algunos, que pueden vivir ajenos a la realidad que sufre España y el mundo entero ante la pandemia del coronavirus, que se recrudece según pasan los meses y la enfermedad sigue contagiando a diestro y siniestro. Un problema, claro está, que no va con Zayra Gutiérrez, la hija del futbolista Guti y Arancha de Benito, que sigue con su ajetreada agenda social, sin adoptar ninguna de las medidas y restricciones impuestas por el Gobierno para tratar de frenar el imparable avance del Covid-19 entre nuestros ciudadanos. Con ella no va eso de permanecer en casa para salvar vidas, medir la distancia de seguridad con otras personas pare evitar un contagio o utilizar mascarilla para no ayudar a la pandemia en su vil propósito de causar más daño innecesario a miles de familias en todo el mundo.

Vídeo: Europa Press

Además, tampoco parece estar dispuesta a contar el número de personas que la rodean para comprobar si son más de seis y estaría incurriendo en un posible delito contra la salud pública. Nada. Ella prefiere seguir en sus trece, dejar que la polémica crezca, pedir perdón y vuelta a empezar, para repetir la historia una vez más, ante el horror que provoca entre sus seguidores y la opinión pública. Así lo ha vuelto a hacer y es que Zayra Gutiérrez no parece estar dispuesta a dejar pasar la noche de Reyes para salir a tomarse algo con sus amigos, dejando a un lado la distancia de seguridad, el número de personas con las que se cita o la mascarilla. Ni que hubiese una pandemia mundial o ni que las autoridades sanitarias hubiesen impuesto una nueva forma de relacionarnos para salvar vidas. Eso es cosa de otros, no va con ella.

¿Qué pensarán sus padres? ¿Volverán a dar la callada por respuesta ante un nuevo agravio de su hija? ¿Tendrá que tomar partido la policía? Vea el vídeo en el que se muestra cómo Zayra Gutiérrez pasea por la calle a las puertas de un abarrotado local de copas, mientras charla animadamente por teléfono sin mascarilla e incluso se acerca a sus amigos sin ella para comentarles la jugada. Al menos, en las redes sociales, la polémica está cebándose con ella y son cientos los mensajes que subrayan su “falta de respeto con el resto de la humanidad” y es que la gente se ha hartado de ver cómo “gente conocida y con seguidores se va de fiesta cuando nuestros familiares están falleciendo”.