La mujer del tenista, que es Presidenta de la Fundación Rafa Nadal, ha contado en qué consiste su labor en esta entidad, que cumple su décimo aniversario.


Este miércoles, Rafa Nadal y Xisca Perelló han presentado en Madrid el fruto de su trabajo en común. Con motivo del décimo aniversario de la Fundación Rafa Nadal, de la que ella es Presidenta, la pareja ha convocado a los medios de comunicación para explicar lo bien que marchan sus proyectos en común. Porque, además de su carrera sobre las canchas, el tenista y su mujer están al frente de una asociación sin ánimo de lucro que pretender tener un gran «impacto social».

En el acto, ambos han estado acompañados de la familia del deportista: la hermana de Rafa, Maribel, además de sus padres y las abuelas de Rafa. Todos estaban felices. En especial Xisca, que ha ocupado un lugar destacado en la cita. La mallorquina, poco dada a hablar en público, ha tomado la palabra para explicar en qué consiste tu trabajo al frente de la Fundación que lleva el nombre de su marido.

«El deseo es seguir creciendo», dice Xisca sobre la Fundación Rafa Nadal

«A través del deporte se aprenden valores que son muy importantes, de gran ayuda para la formación de estos jóvenes», explicaba. «Pensamos en continuar desarrollando los proyectos, somos exigentes, el deseo es seguir creciendo, llevar nuestros programas a más lugares», decía. Además, María Francisca Perelló, -ese es su nombre completo- agradeció el trabajo de todo el equipo que forma parte de la entidad, destacando su compromiso de «calidad» y a «largo plazo».

GTRES

Xisca ha sacado a relucir una faceta suya que no estamos acostumbrados a ver: la profesional. Y lo ha hecho con nota. Destacando el recorrido y los logros realizados hasta ahora. Y adelantando los nuevos retos a los que hará frente todo el equipo. Xisca ha desvelado un nuevo acuerdo con la UNESCO y ha recordado que el madrileño barrio de Usera acogerá un nuevo centro de la Fundación, que se suma a los que ya existen en Mallorca y Valencia. «Queda mucho por hacer, nuestro compromiso es a largo plazo, seguiremos trabajando con la ilusión de crear ese impacto social que hemos visto en los últimos años», ha señalado.

Rafa, por su parte, ha recordado sus inicios en el deporte de alto nivel: «Empecé muy joven en el mundo del deporte, tuve la suerte de destacar con 15 años. Por aquellos tiempos yo intentaba unirme a eventos, a colaboraciones que iban destinados a recaudar fondos para diferentes organizaciones. Pasados unos años, en casa había tenido siempre el ejemplo de mi madre, siempre la vi ayudar a diferentes organizaciones».

«Decidimos dar un paso adelante y crear poco a poco la Fundación. El objetivo era destinar los esfuerzos a los proyectos que nos motivaban, 10 años después podemos decir que el objetivo de estos primeros 10 años está cumplido», decía.