No sé qué pensar. Lo confieso. El modelo con el que hoy ha acudido Letizia para celebrar el 30º aniversario de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción, donde además se ha homenajeado a su suegra, la Reina Sofía, me tiene dando vueltas la cabeza. ¿Me gusta? Podría decir que no. ¿Me disgusta? Podría decir que tampoco. Ni bien ni mal, sino todo lo contrario… Vamos a ver si nos aclaramos un poco.

Letizia

Hablo de un conjunto en tono rosa palo compuesto por una falda lápiz por encima de la rodilla y un top sin mangas con cuello camisero. Todo bien ajustado y con un detalle destacado en ambas piezas, que son un par de bandas de transparencias en negro. Y sinceramente, esto es lo que no entiendo.

Me parece un ornamento innecesario, además me confunde el que uno vaya en horizontal y otro en vertical. Supongo que esta es la «gracia» del modelo, aunque a mí mucha no me haga, y menos en los dos elementos de falda y blusa… ¿Es moderno… o simplemente raro?

Letizia

De primeras no me ha seducido en absoluto. Después he tenido la oportunidad de verlo más de cerca y me he animado un poco más. El tejido tiene un ligero brillo, que no se aprecia bien en las fotos, pero que le daba cierta prestancia. Lo primero que he pensado es que era de Felipe Varela… Nuestra compañera de Queen Letizia’s Style rescata un vestido antiguo de Hugo Boss con la misma seña de identidad: esas inefables bandas. Así que casi podríamos darlo por válido.

Letizia
La falda tenía cremallera en la espalda y una pequeña abertura trasera.

Lo ha combinado con sus zapatos nude de Prada, que le venían muy bien la verdad. Y del resto del estilismo tendréis que hacer una labor de fe, porque los objetivos de los fotógrafos no han llegado tan lejos según estábamos colocados hoy en la Real Casa de Correos de Madrid. Me refiero a que llevaba uno de sus nuevas adquisiciones de Coolook, los pendientes del modelo Kraz (220 euros), que se distinguen por disponer de piedras intercambiables.

Letizia

Esta es la tercera vez que los luce desde que los estrenó el pasado 1 de junio en un acto en Palencia. El cuerpo principal es de madreperla, al que luego se le puede añadir otra piedra en forma de lágrima. Ella lo ha hecho con una ágata frambuesa y también con ónix negro, que es la que ha tocado en esta ocasión, y para mí la preferida.

Letizia
Letizia, de nuevo con el pelo rizado, que en las últimas semanas gana por goleada a la melena lisa.

Posteriormente hemos fichado que Letizia llevaba una cartera de mano bicolor en negro y rosa claro, con gran hebilla dorada. Es de Hugo Boss, y no nueva, sino de 2012, como apuntábais en algún comentario. Os dejo la «mejor» constancia gráfica de la misma (de momento) para que os hagáis una idea.

Letizia

Y aquí el día que la estrenó y vista por delante…

Bueno, mientras me aclaro con el tema de las transparencias, espero vuestras valiosas opiniones. Aprovecho para agradeceros cada día más vuestra implicación y hasta el sano debate entre vosotras. Es muy divertido e instructivo leeros.

¡Adelante!

PD: ¡Gracias por tantos comentarios! Y nota para Elena, que escribió a las 6:06: de verdad que no he visto tu «estudio profundo» sobre el modelo. Te animaría a repetirlo, si te quedan fuerzas. No hay censura. Solo se piden opiniones sobre moda y mejor sin juicios de valor. Siento que los comentarios no se publiquen «ipso facto», pero necesitan aprobación y eso lleva cierto tiempo. Intento que sea lo más rápido posible (teniendo en cuenta cambios horarios desde donde nos leéis y la propia vida de esta periodista). ¡Muchas gracias por vuestra paciencia!

Letizia
Os dejo con esta cómplice imagen entre nuestras dos Reinas, Letizia y Sofía.