Con renovado ‘look’ y tras hacer la mudanza a su nuevo piso, Terelu está lista, por fin, para emprender una nueva etapa.


Terelu Campos ha dado los primeros pasos para comenzar una nueva etapa en su vida. La colaboradora está lista para acomodarse en su nuevo hogar tras realizar la mudanza el pasado miércoles. Allí disfrutará de una fase distinta y afrontará el futuro con energías renovadas: en un hogar recién estrenado que, por fin, ya tiene todas sus pertenencias en su interior.

Una Terelu renovada

Pero su nuevo piso en Aravaca no es lo único reciente en la vida de la malagueña. La hija de María Teresa Campos ha experimentado importantes cambios en los últimos días. Atrás quedan los años en los que vivía con su hija, Alejandra Rubio, en su lujoso tríplex a las afueras de Madrid. Un ático de 573 metros cuadrados que puso a la venta en un precio inicial de 1,4 millones de euros y del que se ha desprendido a principios de año. La operación ha supuesto un enorme alivio para su economía, que puede sanear al contar con mayor liquidez. Cuando aún trabajaba como colaboradora de ‘Sálvame’ confesaba a Jorge Javier Vázquez estar ahogada por las deudas. «Siempre he vivido al día y no tengo ahorros», desvelaba.

Nuevo ‘look’, nueva casa

A lo largo del último año, su vida se ha transformado. De trabajar en primera línea de ‘batalla’ en ‘Sálvame’ ha pasado a ser colaboradora de ‘Viva la vida’. Un espacio que la aleja de los disgustos que se ha llevado en el espacio vespertino de Telecinco. Esta nueva labor profesional le permite ganarse la vida de manera más modesta (cobra menos de lo que ganaba en ‘Sálvame’), pero también más cómoda. Al menos, con menos tensiones. Porque muchos han sido los conflictos y los enfrentamientos que ha protagonizado con sus excompañeros.

Cabe recordar que el año pasado tuvo que ser operada dos veces para reconstruir su pecho, después de la doble mastectomía a la que se sometió en octubre de 2018. No cabe duda de que 2019 fue su ‘annus horribilis’. Pero, por suerte, 2020 se presenta más alentador. A pesar de que nos enfrentamos a una pandemia global, Terelu se encuentra a gusto en su entorno laboral, -que no ha abandonado a pesar del confinamiento- está bien de salud y ahora afronta el futuro con una nueva mirada.

Quizás por eso, su reciente paso por un centro de peluquería, adonde fue hace unos días, supuso algo más que un simple cambio de ‘look’. No cabe duda de que la presentadora está de estreno. Además de nuevo estilismo capilar (luce nuevo color de cabello, ahora más rojizo), inicia una nueva andadura en un flamante hogar, por el que pagará un alquiler de 2.000 euros al mes.

Alejandra habla de la mudanza de su madre