La colaboradora y el humorista se han visto las caras en el funeral de Begoña Sierra, fundadora del Bingo Las Vegas.


Este lunes, Terelu y Bigote Arrocet han vuelto a verse las caras. El lugar donde han coincidido no era otro que la basílica Hispanomericana de La Merced, en Madrid. Allí ha tenido lugar el funeral en memoria de Begoña Sierra, fundadora del Bingo Las Vegas, una mujer entrañable que era amiga de un sinfín de rostros conocidos.

La muerte de la ha empresaria ha supuesto un duro varapalo para muchas ‘celebrities’ del país, que han querido rendirle un tributo en su último adiós. Una de ellas ha sido la hija de María Teresa Campos, homenaje. «Se te va a echar mucho de menos, querida Begoña», escribía en su perfil de Instagram como despedida. En su funeral se ha mostrado muy emocionada. Lo que no esperaba, quizás, era encontrarse con la expareja de su madre. La malagueña ha procurado no ser fotografiada al lado del chileno-argentino, pero lo cierto es que ha sido inevitable que ambos se vieran las caras con el exnovio de su madre pero su encuentro esta tarde ha sido inevitable.

La primera en llegar era la colaboradora de ‘Viva la vida’. Lo ha hecho en solitario. Por su parte, Bigote Arrocet ha llegado a la misa con prisas y no ha querido responder a ninguna pregunta ni tampoco ha posado ante la prensa gráfica que se agolpaba a la salida del centro.

GTRES

De lo que han hablado o de lo que se han dicho el un al otro no ha trascendido nada aún. Sí ha resultado evidente que tanto Terelu como Bigote iban decididos a arropar a los familiares de Begoña Sierra y sus intenciones lejos quedaban de hablar de asuntos relacionados con el pasado. Tampoco han hecho declaraciones. Ninguno de los dos tenían los ánimos suficientes para hacerlo…

En la misa funeral, ambos han coincidido con otros famosos. Sofía Suescun, Kiko Jiménez, Rosa Valenti, Yurena, Juan Miguel Martínez, exmarido de la cantante Karina… Han sido muchos los amigos que se han reunido este lunes para despedir a Begoña Sierra. Un responso en su memoria al que han acudido sus amigos más cercanos y familiares.

GTRES

Cabe recordar que no hace mucho, el pasado mes de septiembre, Bigote Arrocet se reencontraba con otro miembro del clan Campos: Alejandra Rubio. Un cara a cara en el que ninguno de los dos pudo evitar emocionarse. «No sé qué decir. Yo con él no tengo ningún problema. Me he querido mantener al margen en esta historia. Hay cosas que me duelen porque no las entiendo, pero no tengo ningún problema con él. Me alegra verle e intentaré ser objetiva», aseguraba la joven. El humorista, roto en lágrimas, reconocía que le había gustado volver a verla: «Me he emocionado».