La aristócrata ha recordado emocionada a su padre, fallecido en marzo de 2020 tras contraer coronavirus.


Tamara Falcó, actual marquesa de Griñón, ha hablado de su padre en ‘Lazos de sangre‘. El programa que presenta Boris Izaguirre en TVE ha dedicado un monográfico a Carlos Falcó. Por este motivo, Isabel Presyler y su hija han abierto las puertas de su casa y de su corazón para recordar al aristócrata, un empresario que estudió Ingeniería Agrónoma y que se de movió como pez en el agua en la prensa del corazón.

«Ha sido maravilloso tenerlo como padre«, ha recordado Tamara en el programa de la cadena estatal. «Si tuviera hijos me gustaría decirle lo señor que era, lo maravilloso que era. Me gustaría enseñarles ese amor por el campo que me transmitía mí y que uno de ellos heredaría el título de su abuelo», ha confesado cuando le han preguntado qué transmitiría a sus hijos de su progenitor si el día de mañana tuviera hijos. Incluso ha hablado de cómo viviría el día de su boda: «Me produce tristeza que si me caso mi padre no va a estar allí para llevarme al altar».

El mensaje que manda Carlos Falcó a sus hijos desde el hospital

«Me han dicho que mi personalidad es parecida a la de mi padre extrovertida y cariñosa», ha revelado la colaboradora de ‘El Hormiguero’. «Qué suerte haber tenido un padre tan bueno porque ha sido muy especial, muy cariñoso. Eso en sí es un regalo que me ha dado Dios y que me ha dado él y me siento súper privilegiada».

A Tamara Falcó aún le cuesta creer que su padre no está presente. Así, se ha remontado a los días que cayó enfermo de coronavirus. «Mi padre nunca se encontraba mal. Pero los últimos días se notaba que tenía fiebre. El sábado le dicen que tiene neumonía. Tenía fiebre», narraba. «Mi hermano manolo le gestionó una ambulancia y le llevaron a un hospital. Ahí es cuando él se asusta. Él desde el hospital manda un mensaje: No hay nada como la salud pública. Me han dado unos sandwiches estupendos, tengo un parque enfrente’ decía. Todo para que no nos preocupáramos lo más mínimo y pensáramos que estaba en el Ritz. Pero cada vez que íbamos hablando con él iba perdiendo la respiración».

«Fue todo muy rápido. Lo que no sabía es que entró un miércoles y ya lo habían intubado lo habían sedado y que ya no iba a responder a esa situación. Es una situación bastante angustiosa», continuaba. «Cuando me dan la noticia, mi hermana Ana se puso a llorar conmigo. Ella también había perdido a su padre. Son momentos muy complicados». Tamara ha relatado cómo por culpa del Covid no se pudo organizar un funeral al uso. «No se puede hacer un funeral como tal. Hicimos un pequeño responso. Ni siquiera fue una misa. Hicimos una pequeña oración».

La socialité habla de la «preciosa» carta que le escribió su padre meses antes de su muerte

«Estaban todos los hermanos. Había una foto suya, su bastón porque caminaba con un bastón… Fue un momento muy emotivo que nos ayudó a valorar que esto había pasado, a asumir el final de alguna forma«, ha dicho, emocionada. «Le siento y le sentí muchísimo en aquellos días. Todo eso la verdad para mí es un tesoro».

La Marquesa de Griñón ha desvelado también que su padre le dedicó unas preciosa palabras pocos meses antes de su fallecimiento. «Me escribió una carta preciosa diciéndome lo orgulloso que estaba de mí. Mi padre estaba súper contento por mí».

Gtres

«Ha heredado la enorme bondad y la enorme generosidad de su padre», ha destacado Isabel Preysler del que fue su segundo marido. La que fuera mujer del empresario ha resaltado el buen trato que dio Carlos Falcó a su hija y al resto de sus hijos, a los que solía invitar a sus fincas en el campo y trataba con enorme cariño. «Carlos les enseñó a pescar, a cazar. Montábamos a caballo», rememoraba.

«Todo lo que le pedías lo hacía… Mi padre era alguien que decía las cosas en un tono muy bueno y decía las cosas de una manera muy positiva». Es otra de las frases con las que Tamara Falcó ha descrito a su progenitor. La aristócrata ha descrito también cómo se produjo la ruptura entre sus padres. «Mi padre cuando rompe con su mujer busca a una mujer de un perfil distinto. Había tenido mala suerte. Tío Julio (Iglesias) estaba todo el día viajando y al final ellos se hacían compañía. Estaba súper enamorado de mi madre. No le salió bien, pero ese amor me lo transmitió a mí».

TVE 1

Tras la separación, «al principio fue complicado, pero después llegamos a ser amigos. Carlos, que era un gran señor, lo hizo muy fácil», decía Isabel Preysler. «Ella estaba destrozada. Mi madre lo pasó fatal. Si no se llega a enamorar de mi tío Miguel no se hubiera separado, porque ella estaba bien. Se enamoró locamente del tío Miguel», apuntaba Tamara.