La presentadora de televisión siempre ha mantenido en un discreto segundo plano la adopción de su hija Dorcette, pero ha hecho una confesión sorprendente.


El caso del bebé que tiraron al río en San Adrià de Besòs en Barcelona está siendo uno de los sucesos más comentados en la televisión en los últimos días. Como no podía ser de otra manera, este tema se ha tratado también en el programa ‘Espejo Público’. Susanna Griso ha querido hacer una reflexión sobre la desinformación que hay con este tema.

Y es que cree que muchos adolescentes no saben que existe la opción de dar a los niños en adopción. Ha explicado que es consciente de que existen muchos padres y madres en España que están esperando adoptar un niño y ha lamentado que un joven de 16 años haya tirado a su bebé.

«Yo no quería apuntar esto, pero muchos casos que contamos aquí son jóvenes inmigrantes a las que les falta información. No sé si en sus países de origen se puede hacer de manera confidencial. En España, sí», comentaba. Además, este tema le pilla muy de cerca por el proceso de adopción en el que ella y su marido, Carlos Torras, se metieron el pasado año.

«Yo intenté hacer una adopción nacional y me dijeron que ni me lo planteara con hijos biológicos, de ahí a que me fuera a una adopción internacional. Sabiendo que hay tantos padres y madres deseosos, esperando a un niño al que le dan un futuro. Estas noticias no tienen ningún sentido», aclaraba la periodista.

Hay que recordar que Susana Griso vio cumplido su sueño de traer a la pequeña Dorcette después de ocho años de trámites. La primera foto que compartió junto a su hija fue de las manos de madre e hija y con una frase muy emotiva: «Tanto tiempo buscándonos. #maternidad«.

View this post on Instagram

Tanto tiempo buscándonos. #maternidad

A post shared by Susanna Griso (@susannagrisooficial) on