Susana Uribarri es una de las grandes amigas de Ana Obregón. Aunque no la solemos ver, este pasado domingo, Susana aprovechaba que Madrid se encontraba todavía en la fase 1 de la desescalada para disfrutar de una cena con su hija y unos amigos. Al terminar, Susana no ha dudado en atender a la prensa, que se ha interesado por cómo está ella y su gran amiga Ana Obregón.

«La quiero con todo mi alma, creo que es un momento muy complicado, muy difícil para ella y necesita tiempo. Yo me pongo en su lugar y ha tenido que ser muy duro», ha explicado sobre el duro golpe que ha recibido la actriz el pasado 13 de mayo cuando fallecía su hijo, Álex Lequio, tras una incansable lucha de dos años contra el cáncer.

Sobre si Álex Lequio tendrá un homenaje muy especial cuando todo esto acabe -hay que recordar que su entierro se tuvo que llevar a cabo con menos personas por culpa de la crisis del coronavirus-, Susana comentó: «Álex merece todo, se merece todo. Es un ángel que llegó a la tierra y que está ahora mismo en el cielo y ayudará a su madre y a su padre sin duda».

Susana no ha parado de dedicarle bonitas palabras a su amiga: «Álex va a ayudar a Ana en todo, la ha ayudado siempre. Es un ángel», decía. Ella desconoce si Ana Obregón tomara la decisión de crear una fundación para ayudar a los enfermos de cáncer, algo que le hubiera gustado mucho a su hijo. Y es que durante los años que estuvo luchando contra el cáncer, Álex Lequio convocó numerosos actos solidarios.

susana-uribarri

Cuando todavía no se ha recuperado del duro golpe de la muerte de su hijo, Ana Obregón compartía que ha recibido un nuevo golpe. Y es que ha fallecido el perrito familiar que tenían en casa ella y su hijo, Luna. La actriz compartía así la noticia: «Cuando tenías 13 años me regalaste por mi cumple una foto en la que escribiste: Luna , Aless y mamá. Éramos una familia llena de amor. Siempre juntos los tres. Lunita te espero varios meses a que volvieras a casa, pero nunca lo hiciste», comenzaba escribiendo con tristeza.

«Sé que se ha ido de pena, para poder estar contigo. Sé que ahora estaréis juntos, corriendo a través de la eternidad. Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No sé cómo decirlo. Aquí abajo me siento huérfana de hijo y de mi mejor amiga. Os echo infinitamente de menos. #Alessforever #Lunaforever ?», terminaba diciendo con un dolor muy grande.