Raquel Mosquera sufrió un brote psicótico tras la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco, ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’.


Raquel Mosquera sufrió un brote psicótico a mediados de abril tras la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco. Su entorno estaba muy preocupado por ella, pues tuvo que ser ingresada en el hospital Puerta de Hierro de Madrid en pleno huracán mediático. Aunque en torno a este problema de salud han tratado de dar muy pocos detalles, lo cierto es que este lunes han recibido una excelente noticia. La peluquera ha recibido el alta hospitalaria, tal y como se ha podido comprobar, ya que ha sido vista a las puertas de su casa junto a su marido Isi. Eso sí, cubierta por una manta y sin querer dar declaraciones, una imagen surrealista que ha llamado la atención de los presentes.

Gtres

Isi explicó hace tan solo unos días que su esposa muy pronto podría volver a casa junto a ellos, algo que afortunadamente se ha cumplido a comienzos de esta semana. Raquel no ha enseñado su rostro ni ha querido posar para los fotógrafos, no obstante, nadie duda de que es una excelente noticia para ella y su familia. Fue este viernes cuando su entorno desveló que los médicos intentaban estabilizarla introduciendo lentamente pequeños cambios en su medicación, por lo que debía continuar en vigilancia hasta que han encontrado el momento para su alta.

Gtres

Muy cuidadoso y pendiente de Raquel Mosquera, Isi ha acompañado a su mujer en su regreso a casa. Para ella revivir el sufrimiento que en su día conllevó la muerte del que fuera su pareja, Pedro Carrasco, así como enfrentarse de nuevo a su hija públicamente, le ha ocasionado de nuevo un problema de salud que ha tenido que ser tratado con la ayuda de expertos. No es la primera vez que Raquel Mosquera sufre un brote psicótico. La madrileña, que padece un trastorno bipolar desde el año 2006, ha tenido que ser ingresada en varias ocasiones debido a su dolencia. Su primer episodio tuvo lugar cinco años después de la muerte de Pedro Carrasco, recordemos las imágenes de la peluquera hablando sola desde la habitación de la clínica López Ibor. En el año 2016 sufrió otra recaída y fue ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Puerta de Hierro, aunque después tuvo dos brotes más. 

Vídeo: Europa Press

Ahora Raquel prefiere esperar y estar tranquila, por lo que todo apunta a que no será una espectadora más de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’. Puede que el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco perturbe esta tranquilidad, un hecho que sus médicos quieren evitar a toda costa.