Stella Banderas Griffith siente orgullo por sus padres, pero ha decidido eliminar el rastro del apellido materno de su vida de manera legal. Ya ha iniciado el proceso y este es el motivo que le empuja a borrar a su madre de su propio nombre


Su nombre es Stella del Carmen Banderas Griffith y, con sus apellidos, difícil lo tendría para no triunfar en el mundo del espectáculo y es que sus padres son de sobra conocidos en todo el mundo. La hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith sigue siendo el mejor nexo de unión para la expareja, que decidió disolver su matrimonio en 2014, aunque aún atesoran una buena relación y habitual es que se declaren su admiración mutua. Stella siente orgullo también por sus padres, por sus raíces, pero también valora su propia identidad individual, motivo que le ha llevado ahora a solicitar formalmente que se elimine el apellido materno de manera legal para que deje de aparecer en documentos oficiales como puede ser su propio documento de identidad o en el carné de conducir. Con ello, busca ser simplemente Stella Banderas, una decisión que ha meditado mucho y de la que ha informado ahora la revista ‘The Blast’.

Esta noticia de que Stella del Carmen ha decidido eliminar todo rastro del apellido de su madre en documentos oficiales y de su propio DNI ha provocado un gran revuelo en las redes sociales, más por el desconcierto sobre los motivos que le han empujado a emprender esta solicitud. Pero desde la citada publicación también han tenido acceso a las razones que alude la protagonista a la hora de pedir formalmente que deje de aparecer el apellido Griffith al lado de su nombre, dado que no lo reconoce como propio: “Solo quiero acortar mi nombre eliminando el apellido extra”, comienza a relatar la hija de Antonio Banderas, que aduce un motivo práctico más que emocional al respecto.

Foto: Gtres

Y es que, según asegura, a sus 25 años, son contadas las ocasiones en las que ha hecho uso del apellido materno, limitándose a facilitar tan solo el paterno en todo tipo de documentos. Es por eso que ha entendido que este cambio legal de su nombre se ajustaría más “a su uso cotidiano” y nada tiene que ver con desavenencias familiares o un deseo de desairar a su progenitora con este paso.

Pero cursando la solicitud, la aún llamada Stella del Carmen Banderas Griffith no ha terminado el proceso para eliminar su segundo apellido de su vida. Tal y como se establece en la legislación, el siguiente paso que debe dar para conseguirlo es publicar la petición legal de este cambio en un periódico con un amplio alcance mediático o un medio de carácter jurídico. Una vez realizado este paso, el juez atenderá su solicitud, sentenciando finalmente si realiza este cambio en su nombre o dejarlo como estaba.

Quizá, para cerrar el círculo, también debería cambiar su nombre en las redes sociales. En Instagram, por ejemplo, sí que utiliza su nombre abreviado, Stella Banderas, pero en el usuario de dicha red social sigue utilizando el apellido materno, rezando como @stellabanderasgriffith. Pero donde ya no usa “apellidos extra” ni la segunda parte de su nombre es en su nueva incursión empresarial, al lanzar una marca de perfumes con su nombre, o al menos la parte que más le gusta de él, Stella Banderas.