Gtres.

La sorprendente imagen de Piqué fumándose un puro en París

Piqué sigue disfrutando de unos días en París, donde está cumpliendo con algunos compromisos profesionales. Este miércoles salía a cenar con un grupo de amigos, con los que se dejó ver de lo más relajado.

Gerard Piqué lleva semanas muy intensas. El exfutbolista sigue inmerso en el revuelo mediático que ha provocado la letra de la canción de Shakira con Bizarrap. Sin embargo, ha tratado de seguir con su día a día y cumplir con sus compromisos profesionales. Uno de ellos le han llevado hasta París, donde ha tenido que acudir a una fiesta organizada por la asociación de jugadores de la NBA y Sorare, empresa de Fantasy y coleccionables NFT, empresa en la que ejerce de inversor desde el año 2000.

Está aprovechando esta visita para cumplir con otros compromisos. De hecho, este pasado miércoles no dudaba en quedar con unos amigos para cenar en uno de los sitios más espectaculares de París. En el interior, Piqué se mostró de lo más relajado y disfrutó de una conversación tranquila con sus amigos. Era tal el clima de relax que el que fuera pareja de Shakira sacó un puro para fumárselo con sus amigos, protagonizando así una imagen de lo más sorprendente.

El exfutbolista se fuma un puro mientras cena en París

Gtres.

El grupo de amigos estuvo cenando en una mesa situado muy cerca de uno de los ventanales del restaurante. No dejaron de hablar en ningún momento. A pesar de que no se puede fumar en el interior de un restaurante en la capital francesa, Piqué hizo caso omiso a las prohibiciones del país, que además son las mismas que en España, y sacó un puro en el interior del local.

Después de disfrutar de esta divertida cena con amigos, Piqué salía al exterior del local. Allí era fotografiado por la prensa que lleva días siguiéndole. Él evitó en todo momento mirar para otro lado y ni quiso darse cuenta de la presencia de reporteros y medios gráficos. Se centró en prestar mucha atención a los amigos con los que había cenado, que estuvieron hablando un rato fuera del restaurante antes de que el exfutbolista pusiera rumbo al hotel en el que se está alojando.

Una vez que dieron por finalizado este momento previo a la despedida, Piqué tomó la decisión de irse en moto con un amigo. Se colocó el casco y después de contestar algunos mensajes por el móvil, se montó en el vehículo de dos ruedas para abandonar el lugar en el que había disfrutado de una cena con amigos.

X