Por segunda vez los representantes legales de Shakira y Piqué se han reunido para llegar a un acuerdo tras su ruptura. Aunque la intención de ambas partes es no llegar a juicio y que todo se solucione antes de iniciar una batalla legal, de momento, no está siendo posible. Los próximos días son decisivos y es que de no llegar a un punto en común, habrá un juicio que podría dilatarse en el tiempo y que, por ende, significaría más tiempo en los medios de comunicación, pues el interés que está generando su separación es más que evidente. Según la periodista Lorena Vázquez ya ha comenzado la cuenta atrás para ello, por lo que los abogados están poniendo todo de su parte para que este capítulo se pueda cerrar cuanto antes.

Shakira Piqué
Gtres

La abogada de Shakira hace tan solo unos días era preguntada por su estrategia a las puertas de la casa de la colombiana. Aunque no lo desveló por secreto profesional, sí que desveló su intención en el caso de Shakira-Piqué. Pilar Mañé, letrada de la artista, ha concedido esta semana sus primeras declaraciones y ha dejado claro que quiere que todo llegue a buen puerto por el bien de los niños: «Eso esperamos todos». Al igual que el abogado de Piqué, Ramón Tamborero, que tampoco quiere que la sangre llegue al río, por lo que ambos se esfuerzan por actuar por el bien de sus clientes.

Cabe señalar que este jueves los hijos de la ya extinta pareja han comenzado el colegio en Barcelona, lo que dificultaría que Shakira se fuera con ellos dirección Miami. Si bien su intención era esa, el no haber llegado a un acuerdo con la madre de sus dos hijos ha dificultado los planes. Piqué no querría renunciar ni a estar con sus pequeños, tampoco a su vida en la ciudad condal y, por ello, se ha negado en rotundo a que la cantante empiece de cero en otro país con su familia. Si se fuera estarían separados por más de 7500 kilómetros, una distancia que él no quiere afrontar y por la que pondrá toda la carne en el asador para impedirlo.

Shakira
Gtres

El futbolista es consciente de la tensión que existe entre ellos, más aún desde que se publicaran las primeras imágenes con Clara Chía, su nueva ilusión. El jugador y la joven de 23 años se encuentran muy felices, a pesar del escándalo que sobrevuela sobre su relación. Un amor que comenzó hace algunos meses y que hace imposible una reconciliación entre Piqué y Shakira. Su historia es pasado, al igual que el buen rollo que existía entre ellos. Ya nada queda de sus bromas, sus gestos de complicidad y su entendimiento, tanto es así que solo tienen contacto a través de sus abogados. Los mismos que ahora luchan por llegar a un acuerdo que sirva para enterrar el hacha de guerra de forma definitiva.