Sonia Ferrer está viviendo la peor época de su vida. Sin embargo, cuenta con el apoyo incondicional de su novio Sergio, a quien conocimos hace unos meses


Sonia Ferrer está viviendo su época más dura tras la muerte de un amigo y posteriormente tener que acudir a urgencias con su hija. Sin embargo, durante esta mala racha cuenta con el apoyo incondicional de Sergio, su novio policía de la Comunidad de Madrid a quien conocimos en abril de este año. La actriz y presentadora ha encontrado de nuevo el amor al lado de esta fuerza de la seguridad que ha logrado robarle el corazón a Sonia Ferrer. Fue a principios del mes de octubre de 2020 cuando su historia de amor con Pablo Nieto, el hijo de Ángel Nieto, llegó a su fin y tomaron caminos separadas.

Sonia Ferrer recuperó la ilusión en el amor gracias a Sergio

A pesar de que esa historia de amor no llegó a buen puerto, meses después encontró el amor al lado de Sergio, quien trabaja en el cuerpo de Policía de la Comunidad de Madrid. En concreto, pertenece a la Unidad de Intervención Policial, (U.I.P.), un órgano móvil de seguridad pública con la misión de actuar en todo el territorio nacional, principalmente en los supuestos de prevención y de peligro inminente o de grave alteración de la seguridad ciudadana. La pareja se conoció en una terraza de Madrid y hasta el día de hoy se ha convertido en su mejor apoyo. 

La pareja vivió un verano a todo tren. Lejos de esconderse, la modelo y presentadora disfrutaba de su amor en Formentera y Asturias. Junto a la pareja también viajaba la hija de Sonia Ferrer que, a juzgar por las imágenes, se lo pasaba en grande al lado del policía quien la cogía en los hombros para pasear por el paseo marítimo de la isla. Por si fuera poco, Sonia Ferrer también ha gritado a los cuatro vientos a través de las redes sociales lo enamorada que está de él. Ahora, este guapo policía se ha convertido en el mejor apoyo para la modelo quien está pasando su peor momento por la muerte de un amigo.

La hija de la presentadora ha tenido que ser operada de urgencia

La presentadora aún estaba conmocionada cuando la vida le deparaba otra desagradable sorpresa. Tras la pérdida de su amigo, que murió en un accidente de tráfico, acudió al tanatorio a despedirse de él y arropar a la familia en estos momentos tan duros. A su vuelta, la vida le deparaba una nueva desagradable sorpresa y es que rápido debía acudir a las urgencias de un hospital junto a su hija mayor, la cual ha tenido que ser operada. Laura tuvo que ser operada con carácter de urgencia tras sufrir una aparatosa caída en la que se ha roto un codo. Sonia estaba en el velatorio de su amigo cuando el siniestro tuvo lugar y rápidamente abandonó el tanatorio para acudir al auxilio de su hija. Sin lugar a dudas, el gran apoyo de Sergio supone un chute de energía para ella.