Mainat ha ampliado la demanda de divorcio a su mujer, Angela Dobrowolski, y se han filtrado seis desconocidos episodios que han dejado sin palabras a todos.


El caso Mainat sigue copando horas de televisión. Si bien hace unos días el propio Josep María Mainat emitió un comunicado tras el huracán mediático que ha llegado a su vida en el que pedía respeto para él y sus hijos, lo cierto es que cada dato que ve la luz resulta  más sorprendente para la audiencia. La historia no ha terminado, ni mucho menos. El supuesto intento de asesinato por parte de su mujer, Ángela Dobrowolski, le ha hecho estar en primera línea mediática, aunque los dos protagonistas de esta historia se desmienten el uno al otro. La que ha sido su esposa, por su parte, ha negado públicamente las acusaciones, sin embargo, ahora la historia vuelve a dar un giro. Y es que este martes se ha conocido la ampliación de la demanda de divorcio de Mainat a Ángela, en la que se descubierto que los Mossos tuvieron que intervenir hasta en seis ocasiones en el mes de agosto. Intervenciones en las que se intentaron frenar supuestamente los ataques de Ángela a su marido, a su hermana y a un empleado del hogar.

Telecinco

Todos los hechos que desgranamos a continuación tuvieron lugar hace algunas semanas, fecha en la que se produjo, según Mainat, el intento de asesinato por parte de Ángela. En los posteriores días a este fatídico día, comentan en el documento en el que ha tenido acceso ‘El programa de Ana Rosa’, «Ángela agredió presuntamente a su hermana que estaba instalada en el domicilio familiar y la retuvo en al terraza». Tan solo dos días más tarde, Ángela volvió presuntamente a agredir a Mainat: «Se presentó a las 22:00h en la residencia de Mainat, donde este se encontraba de vacaciones. Ella terminó agrediéndole, le mordió en el brazo». Menos de dos semanas más tarde, Ángela se personó en el que había sido su domicilio y gritó sin cesar que estaba pasando hambre, por lo que los vecinos llamaron a los Mossos con el fin de terminar con esa incómoda situación.

A finales de agosto, Ángela Dobrowolski, según el documento, intentó llegar a la vivienda trepando por las terrazas y tras acceder pasó allí la noche. «Al día siguiente consiguió acceder al inmueble y se atrincheró en un armario. No abandonó la vivienda hasta que intervinieron los Mossos d’Esquadra», dicen. Fue antes de que llegaran las Autoridades cuando la rusa dejó supuestamente un micrófono espía y un teléfono móvil con el único objetivo de espiar al que había sido su marido. No obstante, esta truculenta historia no terminaba ahí, ya que a finales de agosto se volvió a producir otro desencuentro. La acusada persiguió presuntamente a un empleado del hogar de Mainat, le embistió en varias ocasiones y se puso delante de su vehículo para intentar que este le atropellara.

Las últimas palabras de Mainat

GTRES / Telecinco

Tras el aluvión de noticias que han salido a la luz a raíz de que se destapara el supuesto intento de asesinato de su esposa, el ex de Rosa María Sardá subraya que él es la víctima de todo lo que está sucediendo. «Considerad también que, a pesar de la extraordinaria gravedad de los hechos en los que tengo la condición de víctima, especialmente la causa seguida contra Angela Dobrowolski por presunto intento de asesinato, el hecho de que Ángela haya sido mi esposa durante nueve años y sea la madre de mis dos hijos pequeños, hace para mí especialmente dolorosa esta situación, que espero se resuelva lo antes posible por la vía judicial».