A punto de despedir este 2021 junto a Ibai Llanos, el veterano presentador ha hecho público uno de sus secretos mejor guardados sobre estas fechas tan señaladas.


Ramón García está a punto de cerrar uno de los años más complicados de su vida. Después de anunciar su separación de Patricia Cerezo, el presentador le daba su último adiós a uno de los pilares fundamentales de su vida, su madre María Luisa, quien fallecía a los 88 años el pasado mes de noviembre. Ahora, a pocos días de despedir el 2021 dando las Campanadas junto a Ibai Llanos, el hombre de moda en las redes sociales, en Twitch, el vasco se ha abierto en canal y ha lanzado una sorprendente reflexión sobre la Navidad.

Ramón García
Foto: ‘En Compañía’

En una entrevista concedida a ‘El País’, Ramón García ha lanzado una fuerte reflexión que ha pillado por sorpresa a todos y cada uno de sus seguidores. El veterano presentador ha asegurado que estas fechas tan señaladas no son tan especiales para él debido a un mal recuerdo que tiene de la infancia. «Odio la Navidad. Mis padres eran hosteleros, y en estas fechas siempre estaban trabajando, íbamos a la contra de los demás. Eso se me quedó enquistado desde niño», explicaba el vasco.

Sobre esto, Ramón García insiste en que esta fecha tan señalada es ideal para los niños. Sin embargo, hace hincapié en que cuando las personas se van haciendo mayor, las piezas de este rompecabezas no encajan. «Mis padres han muerto en dos años, mi madre el dos de noviembre, y me he divorciado«, admite. El presentador asegura que este año ha sido de lo más difícil para él y estas fechas están acentuando su sensación de soledad. Ahora se ha atrevido a decirlo en público y no le avergüenza afirmar que está deseando que llegue el 7 de enero.

El próximo 31 de diciembre, Ramón García se reunirá con Ibai Llanos para despedir este año y darle la bienvenida al 2022. Un fuerte reto que ambos tienen por delante y que seguro que se convertirán en una fuerte competencia de las cadenas generalistas. Fue él quien se puso en contacto con el streamer: «Alguna vez había oído que él era fan del ‘Grand Prix’. Iba es uno de mis niños, igual que yo fui un niño de Miliki. Así que le llamé, se me puso al teléfono y todo ha ido rodando para darlas juntos. Funcionó la conexión vasca: los dos somos de Bilbao, eso ayuda».

Sigue esperando la llamada de su madre

Está pasando por un momento delicado puesto que tiene muy reciente el fallecimiento de su madre. Sobre esto, Ramón García reconoce que espera que el 2022 sea mejor que 2021 puesto que le está siendo muy difícil sobrellevar la pérdida de su progenitora. «Aún, cada día, espero la llamada de mi madre a las nueve de la noche para ver cómo me ha ido el día. Y, con la pandemia, llevo dos años sin vacaciones, no he faltado ni un solo día a mi trabajo. Ha sido duro», asevera.