La concursante del reality de aventuras ha narrado los hechos y ha desvelado que sus agresores, familiares de su marido, están en paradero desconocido.


Saray Montoya, quien fuera concursante de ‘Superivivientes 2018’, ha denunciado a través de sus redes sociales que tanto ella como su hija Naiara han sido víctimas de una grave agresión por parte del padre y el hermano de su marido, Jorge Rubio «El Canastero». «Me han apuñalado en la espalda, brazo y pierna«, ha indicado la diseñadora y ha explicado que ha puesto en manos de la Policía los hechos señalados.

© Redes sociales

Desde el hospital y cubierta de sangre, Saray Montoya ha compartido un vídeo en el que ha explicado que ha sido víctima de un apuñalamiento por parte de tres miembros de su familia. «Todo ha sido por una pelea entre dos hermanos. Mi marido y su hermano. Ellos siempre me han tenido mucha envidia. No tengo nada, lo que tengo es por mi trabajo», ha comenzado a narrar.

Mucho más serena mientras se recupera en casa, la que fuera también protagonista de ‘Los Gipsy Kings’ ha mostrado todas las heridas que tenía en el cuerpo: «Me han dado cinco puñaladas en la espalda, cinco en el brazo, dos en la cabeza y dos en la pierna. A mi hija le han pegado una puñada en el pecho«. Tras esto, Saray Montoya ha insistido en que este grave suceso ha sido a consecuencia de una pelea entre hermano y ha confirmado que ha puesto en manos de la Policía el caso. «Esto no son las costumbres gitanas, los hombres no pegan a las gitanas. Antiguamente, no nos íbamos a la Policía, hoy en día tenemos otra mentalidad y queremos que haya justicia. Nos han dicho que esto ha sido un homicidio«.

La que fuera compañera de aventuras de Raquel Mosquera en Honduras ha mostrado a través de su cuenta de Instagram cómo quedó el lugar de los hechos tras la agresión. En concreto, se puede ver el suelo y las paredes de su casa repletos de sangre. Saray Montoya ha informado que «padre e hijo están en paradero desconocido» y recalca que las fuerzas de seguridad están trabajando a destajo para encontrarlos.

«A mí no me importa que me maten, pero a mi hija no»

En medio de su shock por la agresión, Saray Montoya se mostraba completamente derrumbaba a la hora de describir cómo había sido la agresión a su hija Naira, a quien pudimos conocer en los debates del programa de aventuras de Telecinco. «El padre de mi marido ha incitado a hacerle daño a mi marido pegándole puñaladas a la mujer (ella) y a la hija. A mí no me importa que me maten, pero a mi hija no. El abuelo le ha pegado en la mano, le han tenido que poner puntos», comentaba.

Por último, la sevillana se ha remontado al momento de los hechos y ha explicado que durante la agresión había cuatro hombres, tres de ellos miembros de su familia, y han aprovechado que «El canastero» no estaba en casa para atacarlas. «Han venido y no nos ha dado tiempo de nada, ni de quitarnos ni de hacer nada. Me han dado palos. Vinieron con dos tijeras, cogían impulso para pegarme puñaladas. A mi madre le han cortado la cara. A una prima mía, que quería defenderme, también la han apuñalado», matizaba. «Esto no se hace, es de cobardes«, ha aseverado.