Sara Carbonero e Iker Casillas se han convertido en los protagonistas del verano después de que SEMANA publicara la entrevista más sincera del portero. Mucho se ha comentado a raíz de las palabras de Iker, en las que aseguraba: «No he estado con Sara todo lo que debería», explicaba con tristeza después de haber vivido tanto él como la periodista unos momentos delicados en lo que se refiere a la salud.

A pesar de todo lo que se ha comentado estos días, Sara e Iker siguen demostrando que están más unidos que nunca. Están disfrutando de su verano más atípico, ya que se mudan ya a Madrid después de varios años en Oporto por los compromisos profesionales que tenía el portero con el Porto F.C.

Sara Carbonero

Pero mientras llega el momento de tener que instalarse en la capital española, Sara e Iker están disfrutando del relax y la desconexión en compañía de sus hijos, Martín y Lucas. Ahora les ha tocado el pueblo del portero, Navalacruz, después de pasar unos días en el pueblo de la periodita, Corral de Almaguer.

Ha sido la propia Sara la encargada de anunciar dónde se encuentra Sara Carbonero. La periodista ha estado contando en todo momento cómo le está yendo el verano a sus más de 2,8 millones de seguidores, por lo que no podía dejar pasar la oportunidad de mostrar los rincones más especiales del pueblo de su marido.

Sara ya se encuentra en el pueblo de su marido, Navalacruz

sara-carbonero-1

No solo ha compartido imágenes de algunos de los rincones que le gusta recorrer cuando está en el pueblo de su marido, sino que además se ha dejado ver en ellos. Ha compartido un Stories en la que pone dos fotos en las que aparece ella posando con un vestido blanco perfecto para sobrellevar las altas temperaturas. No ha olvidado su sombrero, sus gafas de sol y su mascarilla, que llevaba en el brazo.

Reencuentro con la familia y amigos de Iker

En Navalacruz han tenido la oportunidad de reencontrarse con algunos familiares y amigos del portero, con los que no se ha podido reunir durante los intensos y duros meses del confinamiento provocado por la crisis sanitaria del coronavirus. Esta podría ser la última parada de la familia Casillas Carbonero antes de instalarse definitivamente en Madrid, donde ya tienen todas sus pertenencias después de haber hecho la mudanza.

Sara Carbonero e Iker Casillas querrían estar en septiembre en la capital española para prepararse para la vuelta al cole y a sus respectivos compromisos profesionales. Después de haber pasado cinco maravillosos años en el país vecino, la familia empieza una nueva etapa en Madrid. Aunque aún no está confirmado, el futuro profesional de Iker estaría vinculado al Real Madrid, al lado de Florentino Pérez. Por su parte, Sara podría volver a la cadena en la que trabajaba como periodista y cumplir con sus obligaciones como imagen de diferentes firmas de moda o belleza.