Santi Millán fue víctima en el mes de junio de la filtración de un vídeo sexual con una mujer rubia que no era su esposa. Unas imágenes que revolucionaron las redes sociales y que provocaron que el presentador acaparara todas las miradas, al igual que su familia. Han pasado dos meses de aquello y, aunque no fue en absoluto agradable para nadie de su entorno, lo cierto es que quieren pasar página, no sin antes encontrar al culpable que desató toda esta historia. Quieren saber quien está detrás de la filtración para así seguir con su vida, dando igual el tiempo que se tarde para ello. «Estoy trabajando con mi abogada», ha dicho a SEMANA el presentador de televisión.

Santi Millán
Gtres

Santi Millán afirma que el proceso sigue abierto y que es consciente de lo que podría dilatarse, no obstante, no se rendirá y hará todo lo posible para llegar hasta el final. Espera para entonces que los medios de comunicación cubran la noticia en la misma medida que se hizo con su vídeo y es que se vulneró su Derecho a la intimidad. Siempre ha mantenido que era un delito y, por ello, confía en que la justicia llegue en algún momento. «Aquí el único problema es que las cosas no son de hoy para mañana. Esto cuando salga la sentencia, que imagino que saldrá, igual han pasado tres o cuatro años. Lo que espero es que los medios se hagan eco de la sentencia que del delito», añade.

No quiere darle demasiada importancia y evidentemente prefiere que sea su trabajo el que le represente. Pero, ¿cómo ha llevado estas semanas todo lo que ha sucedido en su vida? «Lo llevo bien, ya tengo la edad. Ni para bien ni para mal», ha comentado, dejando claro que ha gestionado la situación con toda madurez que era posible: «Voy asumiendo las cosas. Yo creo que esto es muy anecdótico, no solo en mi vida, sino en la de cualquiera. No le demos una importancia a algo que no la tiene». Él sigue adelante con su relación con Rosa Olucha, quien le defendió tras la publicación de este vídeo y quien ha permanecido a su lado. Este verano han sido vistos juntos y centrados en el presente, así como en el respectivo trabajo de ambos.