La pesadilla inmobiliaria de los colaboradores de ‘Sálvame’

Han pasado 10 años desde que ‘Sálvame’ aterrizó en la pequeña pantalla. El programa de Telecinco se ha consolidado en la parrilla televisiva convirtiendo a sus colaboradores en personajes conocidos. A medida que la exposición pública crecía, el interés del público por sus vidas privadas ha ido in crescendo. Realidad con la que en más de una ocasión les ha costado lidiar. Las casas de los tertulianos han estado varias veces en el punto de mira, y es que a consecuencia de problemas económicos o por simplemente deshacerse de cargas, estos inmuebles han sido noticia.

Paco, el gran apoyo de Jorge Javier Vázquez en las duras y las maduras

15¿Problemas económicos?

La fama no siempre ha traído buenas consecuencias a los colaboradores de ‘Sálvame’. Pese a que no es ningún secreto el hecho de que los tertulianos gozan de un buen sueldo, en más de un caso la gestión económica se ha convertido en su asignatura pendiente. Motivo por el que sus viviendas, a veces, se han visto en peligro.

14Jorge Javier Vázquez no consigue vender su casa

Los problemas económicos no azotan a Jorge Javier Vázquez, lo que no quita para que también desee vender una de sus casas. El catalán tiene puesto en venta un piso de 200 metros en el centro de Madrid, inmueble valorado en 1,2 millones de euros que actualmente tiene alquilado al Mago Pop mientras aparece un potencial comprador.

13La casa de Terelu Campos, en peligro

En el año 2017 salió a la luz la gran deuda que tenía Terelu Campos con Hacienda. Según recogieron en aquel momento varios medios, la cantidad que debía la colaboradora rondaba el millón de euros. Dinero que, sumado a la elevada hipoteca que paga por su fastuoso ático madrileño, puso en peligro que la hija de María Teresa Campos conservara esta propiedad.

12Belén Esteban y su deuda con Hacienda

En abril del año pasado fue la propia Belén Esteban quien contó que se había visto obligada a vender uno de sus pisos para pagar una deuda que tenía contraída con Hacienda. «Benditos de tus bienes que te saquen de tus males», dijo la colaboradora cuando saltó la noticia de que se había deshecho esta propiedad. Dinero que empleó en paliar su pufo con el Fisco.

11La colaboradora se queda con la casa de Toño Sanchís

Belén Esteban ha logrado quedarse con la casa del que fuera su persona de confianza, Toño Sanchís. La de Paracuellos es a día de hoy propietaria de un amplio chalet situado en municipio madrileño de Villanueva del Pardillo, inmueble que actualmente tiene un valor en el mercado de 565.000 euros y que desea vender para conseguir recuperar parte de la cuantía que su exrepresentante le sustrajo hace años.

10La casa de Kiko Matamoros en venta

Kiko Matamoros es otro de los colaboradores que tiene en venta su vivienda. El defensor de la audiencia de ‘Sálvame’ posee una casa en La Finquilla valorada en dos millones de euros. Cuantía que espera conseguir para paliar sus problemas con Hacienda.

9Makoke rechaza una oferta de compra

Hace unos días salió a la luz que Laura Matamoros, hija del colaborador, se había interesado por el dúplex que posee el exmatrimonio en Majadahonda. Una opción que Makoke, como propietaria, rechazó.

8Rosa de Benito y la nave que le dejó Rocío Jurado

Muchos fueron los meses que Rosa Benito esperó para vender la nave que su cuñada Rocío Jurado le había dejado en herencia. El espacio, localizado en San Sebastíán de los Reyes (Madrid), fue comprado en el año 2015 por 300.000 euros, cantidad con la que la excolaboradora de ‘Sálvame’ saneó sus cuentas.

7La debacle económica de Karmele Marchante

Karmele Marchante reconoció en 2016 que atravesaba por una mala situación económica. La por entonces colaboradora alegó que sus malas inversiones y la nefasta gestión de su exmarido la habían obligado a vender algunas de sus propiedades. Hecho que la llevó a mudarse a un pequeño estudio de 40 metros cuadrados.

6Los embargos de Raquel Bollo

Raquel Bollo también tuvo problemas con sus propiedades. La sevillana tuvo que hacer frente en 2016 al embargo de dos de sus casas por una deuda de 200.000 euros. La colaboradora tenía varios inmuebles, entre los que estaba un piso en Camas (Sevilla) y un chalé en Espartinas (Sevilla). Domicilios que estuvieron en peligro.

5Gustavo González quiere vender su casa

Tras su divorcio, Gustavo González quiere vender un apartamento que tiene con su exmujer en la localidad valenciana de Canet de Berenguer. El colaborador está dispuesto a deshacer la sociedad de gananciales que tiene con la madre de sus hijos, y para ello este es el último paso. Un inmueble que está valorado actualmente en 150.000 euros.

4Víctor Sandoval lo perdió todo

Si hay alguien que se ha lamentado de su mala suerte económica, ese es Víctor Sandoval. El que fuera uno de los presentadores pioneros en lo que respecta a la prensa rosa ha perdido todo aquello por lo que tanto trabajó. Desgracia que el mismo achaca, en parte, a su matrimonio fallido con Nacho Polo. Actualmente no tiene ninguna propiedad y vive de alquiler, situación complicada en la que él mismo ha asegurado deber cuatro mensualidades.

3Kiko Hernández pone en venta ‘Villachatín’

El colaborador contó en febrero de 2018 que había decidido vender dos de sus viviendas. ‘Villachatín’, casa que compró tras su participación en ‘Gran Hermano’, y otro chalet que está situado justo al lado están en el mercado por un valor de 500.000 y 300.000 euros respectivamente. Decisión que, según Kiko Hernández, tomó tras comprobar que los inmuebles suponían un peligro para sus hijas.

2Chelo García Cortés quiere deshacerse de su bien más preciado

La deteriorada situación económica por la que está pasando Chelo García Cortés la ha obligado a poner en venta su casa de Casteldefels. Un lujoso chalet ubicado en una buena zona de la ciudad que ronda los 450.000-500.000 euros. Cuantía con la que seguramente pueda salir airosa de los apuros que vive en estos momentos.

1Tratan de recuperarse

Con el fin de mejorar sus economías muchos de ellos optan por participar en realitys shows. Rosa Benito, Belén Esteban, Raquel Bollo o Makoke, entre otros, son algunos de los colaboradores que han participado en concursos de telerrealidad, una decisión que les ha salvado de algunas situaciones complicadas.