Ágatha Ruiz de la Prada y su novio, Luis Gasset, han paseado su amor por las playas de Maspaloma aprovechando un alto en sus apretadas agendas. Presumieron de cuerpazos al sol y de bonita historia de amor


Desde el pasado mes de junio que Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Gasset confirmaron su relación, se han convertido en inseparables. Rara es la ocasión en la que la diseñadora se deja ver en solitario sin la inestimable compañía del ejecutivo internacional. Así lo ha hecho en sus compromisos en televisión, en fiestas de sociedad y también en su última incursión en la moda, concretamente en la Gran Canaria Swim Week by Moda Cálida, donde la colorida diseñadora ha presentado su colección de traje de baño tanto para hombre como para mujer. Una oportunidad que Ágatha Ruiz de la Prada ha querido aprovechar al máximo, no solo para mostrar sus nuevas propuestas de cara a la temporada de verano 2021, sino también para regalarse unos días de asueto con un telón de fondo paradisíaco y con su amado como mejor compañía imposible.

La diseñadora no ha dudado en ampliar sus días de estancia en La Palma de Gran Canaria para disfrutar de unos románticos momentos con su novio. Así les hemos podido ver paseando su amor por las playas de la isla, desconectando un poco de la rutina, de los malos momentos que el país atraviesa por el coronavirus y tostando su piel al sol en los últimos coletazos que está dando ya en plena temporada de otoño. De hecho, la propia Ágatha Ruiz de la Prada ha confesado durante su desfile a todo color que Luis Gasset es, sin duda, el mejor regalo que este extraño 2020 le ha podido hacer: “Es lo mejor que me ha pasado este 2020. Y yo espero que yo sea lo mejor, pero en su vida”, confesaba la diseñadora tras presentar su nueva colección sobre la pasarela canaria.

 

Pero como no todo iba a ser trabajo, Ágatha Ruiz de la Prada quiso ajustar su agenda para reservar un momento romántico con su chico, para dar un largo paseo por la orilla de la playa y fortalecer su unión. Así lo hicieron por la popular playa de Maspalomas, donde dejaron clara la buena relación que mantienen, compartiendo conversación, confidencias, algunas que otra carantoña y mucha complicidad. Una forma de dejar a un lado los problemas cotidianos y centrarse tan solo en atesorar el amor que se profesan, fortalecer su relación y, de paso, quemar calorías con un largo paseo bajo el privilegiado sol canario.

 

Con un bañador rojo que deja entrever su privilegiada silueta, Ágatha Ruiz de la Prada no pudo disfrutar del todo del buen clima canario y tuvo que refugiarse en parte bajo un jersey anudado al cuello. Luis Gasset, por su parte, optó por un bañador con estampado floral, deportivas de deporte y presumir de cuerpazo al sol llevando la camiseta en la mano. Vea todas las imágenes de su romántico paseo por Maspalomas: