Rocío Carrasco ha desvelado por primera vez que estuvo a punto de enzarzarse en una pelea con Olga Moreno después de que esta la provocara supuestamente


Rocío Carrasco y su hijo David estuvieron juntos por última vez en 2016, sin embargo, un año más tarde se reencontraron en un escenario inesperado. Madre e hijo coincidieron en el juzgado el 17 de julio de ese año, tal y como confirmó el propio Antonio David Flores: «No puedo contar lo que ha pasado ahí dentro. Me ha roto el alma porque no ha dado un beso a su hijo». Unas palabras que Rocío Carrasco niega tajantemente, acusando incluso a Olga Moreno de provocarla hasta tal punto que casi llegan a las manos. Todo sucedió después de entrar en la sala a declarar, cuando al salir estaba Olga junto a su hijo, David Flores. «Yo soy la primera que sale de la sala y detrás de mí viene mi abogado, Javier Vasallo. En ese momento, veo al niño (…) Lo primero que me encuentro fue a Olga, que estaba pendiente y que estaba sentada con mi hijo. Abro la puerta y me encuentro la mirada de Olga fija hacia a mí y a continuación le coge la cara al niño, empieza a darle besos, a pasarle la mano y a volverle la cara para que no me vea», explica muy enfadada Rocíito.

Antonio David Flores
Gtres

La reacción de Olga no hizo más que cabrearla hasta que incluso se planteó enzarzarse con ella, dándole igual las posibles consecuencias. «Cuando yo veo eso, yo iba, podía pasar que una de las dos tuviera un problema y no saliera de allí. Yo iba a por ella, no me duelen prendas decirlo. Yo iba a poner ella literalmente, Javier que va detrás mía me tiró de la manga y me dijo ‘Ro no no no, tira tira tira’. Sabía que íbamos a tener un problema y gordo. El niño no me vio, ella no dejo que él me viera. Es cierto que tiró para adelante, es mentira que se levante y me diga ¿En serio que no vas a saludar a tu hijo? No tiene coño. No lo tiene, no tiene lo que tiene que tener para después de haberse levantado decirme eso», explica Rocíito cuando se refiere a ese día.

En ese momento, Rocío Carrasco se llenó de rabia para poco después derrumbarse. La hija de Rocío Jurado estaba tremendamente triste por lo sucedido aquel día, prueba de ello, que según ella misma «cuando terminó esa vista salgo llorando porque el tío hace otro numerito». El dolor es palpable y así lo demuestran las palabras llenas de indignación de Rocío Carrasco 4 años más tarde. «Tú eres un sinvergüenza y tu mujer es una provocadora. Querías seguir llenando las arcas a costa de un problema conmigo», comenta Rocío mirando a cámara.

Gtres

Aunque afortunadamente su abogado evitó que llegaran a las manos, si volviera a ese momento Rocío Carrasco hubiera reaccionado de la misma manera. «Cualquiera hubiera reaccionado así, yo sé que hoy me hubiese arrepentido, pero lo hubiera hecho. Es mentira madre coraje. Tú no te levantas de ningún sitio. Yo sé la reacción que mi hijo hubiera tenido, pero mi hijo luego tenía que irse con él por lo que no sé si le hubiera puesto en esta tesitura», ha dicho Rocíito.