La recreación del hogar en el que vivió Rocío Jurado los últimos años de su vida es el eje principal de ‘Montealto: regreso a casa’. Un programa que ha supuesto un auténtico viaje emocional para Rocío Carrasco. Uno de los momentos más emotivos de esta segunda entrega ha sido cuando la protagonista ha visitado la habitación de su progenitora. Precisamente allí fue donde su hija encontró unos valiosos documentos de la artista. Esos que han sido calificados como sus ‘diarios’, y que son la base principal de su nueva docu-serie, ‘En el nombre de Rocío’, que acaba de terminar de grabar.

Rocío Carrasco
Telecinco

«Es la verdad de todo y de todos», ha avisado de forma tajante. «Esa verdad la encuentro cuando estoy organizando un mueble. Abrí el cajón y lo encontré». También ha señalado que aquellos valiosos documentos han arrojado luz a la historia de su familia. Ha confesado que los tiene guardados en su hogar. «Al final yo sabía cosas o intuía cuestiones que no me cuadraban. Cuando abrí ese cajón todas mis dudas quedaron satisfechas». 

«Supuso para mí darme cuenta de muchas cosas. Se me cayó la venda. Aunque me sirvió para esclarecer muchas dudas, y es que siempre piensas que estás equivocada». Ha revelado que no leyó los documentos nada más encontrarlos, pero cuando finalmente lo hizo, se percató de que su visión no era, para nada, errónea. «Las cosas no son como se han contado. Si eso es igual a terremoto, pues terremoto. No descubro, confirmo cosas», ha sentenciado dejando atónitos a algunos de los colaboradores. También ha negado que rompiera la relación con su familia de forma inmediata por aquel hallazgo.

Rocío Carrasco
Telecinco

Un importante descubrimiento que tuvo lugar cuando estaba organizando la mudanza de aquella casa ubicada en la urbanización de La Moraleja donde la artista vivió la última etapa de su vida. Su hija fue quien supervisó personalmente todo el proceso y fue quien desmanteló la habitación de su progenitora. «Lo que yo me encuentro en su dormitorio es la verdad de la familia», ha afirmado rotunda. Después de meses de especulaciones al respecto ha reconocido que no se centra en una única persona. «Engloba a mucha gente. No vamos a poner el foco en alguien en concreto». Existen muchas incógnitas sobre este tema que centrará la segunda entrega de la esperada docu-serie. «Cuando lo veías, lo entenderéis», ha aseverado Rocío Carrasco quien en todo momento se ha mostrado muy cauta, sin desvelar ningún detalle.

El pesar de Rocío Carrasco sobre su padre

Durante este viaje emocional, Rocío Carrasco también se ha pronunciado sobre su padre, Pedro Carrasco. «No tengo nada de mi padre porque nadie me lo ha dado», ha manifestado visiblemente dolida al respecto. Un comentario en clara alusión a la viuda del boxeador, Raquel Mosquera. «Ella lo ha dicho que tiene sus cosas».

«Las cosas no se han hecho como se deberían de hacer y mucho menos se han contado como deberían. Por eso he hecho el documental», ha subrayado sin querer entrar en más detalles. Además, ha indicado que su tío tampoco posee pertenencias de su hermano. «A mí me hubiese gustado tener muchas cosas de mi padre. En su momento me hubiese gustado tener fotos con mi padre. Yo pensé que no tenía. Cuando he vaciado los contenedores me he dado cuenta que mi madre tenía miles y miles de fotos». 

Un emocionante regreso a ‘Montealto’

En este segundo programa, los espectadores han podido ver el salón de la casa de Rocío Jurado, la habitación de la artista y su vestidor. Rocío Carrasco ha disfrutado al máximo de la recreación de ‘Montealto’, una casa de 1200 metros cuadrados ubicada en la urbanización de La Moraleja, donde la cantante vivió desde el año 1986 hasta su fallecimiento en 2006 víctima de un cáncer de pancreas. Su hija ha recalcado que ha participado en este espacio porque ha supuesto un bonito tributo a ‘la más grande’. «Ella siempre estuvo orgullosa de su casa. Se la enseñaba a todo el mundo. Era lo que había conseguido obtener con su carrera».

«La habitación de mi madre la tengo grabada. No quiero que sea una noche triste. Quiero que la emoción que tenga sea para bien y me haga bien», ha afirmado la protagonista nada más pisar el plató de Mediaset. Finalmente, no ha podido más que emocionarse, sobre todo, cuando ha entrado en el cuarto de su progenitora. Un lugar repleto de recuerdos que ha querido acercar con este testimonio a la audiencia, en especial, al fiel séquito de seguidores de Rocío Jurado.