Europa Press

La reacción de Gloria Camila al ser preguntada por las medidas cautelares para frenar la docuserie de Rocío Carrasco

Gloria Camila ha sido preguntada sobre si es cierto que ella y su padre buscan frenar cualquier información sobre su padre, Ortega Cano.

Este fin de semana Kiko Matamoros mantuvo ante la audiencia que José Ortega Cano y su hija estaban siendo previsores. Antes de que comience la segunda temporada de la docuserie de Rocío Carrasco ambos han acudido, según el colaborador, a un abogado para interponer medidas cautelares que eviten acusaciones sobre el diestro. «Padre e hija se plantean tomar medidas cautelares para frenar cualquier tipo de información o insinuación sobre él», dijo Kiko Matamoros. Aseguró que padre e hija iban a dar pasos contra la productora o la cadena con el único objetivo de frenar a cualquiera que quisiera tirar por tierra la imagen del torero. Ninguno de los dos protagonistas se ha pronunciado al respecto, pero ¿qué hay de cierto?, ¿Van a dar un paso al frente? Gloria Camila ha sido pillada este miércoles saliendo de su casa camino al trabajo y no ha podido evitar ser preguntada por este asunto tan polémico.

La joven ha comenzado de nuevo con su rutina y ha vuelto al trabajo, eso sí, sin poder esquivar de nuevo los conflictos familiares. Gloria Camila vivió con la primera temporada de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ un tiempo convulso, pues sin querer ella y los suyos fueron protagonistas cada semana. Eran muchos los frentes que se planteaban en cada capítulo y esta nueva temporada de nuevo les podría poner de nuevo en el disparadero. Aunque la docuserie no es lo único que les preocupa, también los diarios en los que su madre, Rocío Jurado, se confesaba sobre determinados secretos de su vida. Si bien nadie sabe si finalmente verán la luz o no, lo cierto es que Gloria Camila trata de seguir con su vida y de apoyar a su padre. Cabe señalar que no solo buscan defender la imagen de Ortega Cano, también preservar el honor y la intimidad de Rocío Jurado. 

Gtres

En el pasado entraba en más polémicas, pero desde hace tiempo procura no avivar las guerras. Sabe que por su profesión entrar en determinadas batallas no le beneficia y prefiere echarse a un lado para únicamente sincerarse con aquellos en los que realmente confía. A su lado tiene a su pareja, con el que afirma sentirse en paz y quien le apoya en cada uno de los escollos que se encuentra en el camino. A este quebradero de cabeza hay que sumar el supuesto distanciamiento que ha tenido con su sobrina, Rocío Flores, con la que era uña y carne. Carlota Corredera dio algunos detalles, pero ambas lo desmienten. Aunque ellas lo han negado, la evidencia es que hace tiempo que no se las ve juntas. Eso sí, la presentadora no está dispuesta a dar un paso atrás y ha dejado claro que la información que le ha llegado y que afirma que entre tía y sobrina el vínculo se ha debilitado tras escucharse la versión de Rocío Carrasco, es veraz.