«Me la tiene sentenciada cuando yo no le di una entrevista en otra cadena», ha afirmado el bailaor.


En los últimos meses, Rafael Amargo y María Patiño han protagonizado una dura guerra repleta de ataques. El bailaor, que ha ofrecido una reveladora entrevista en ‘Domingo Deluxe’, también se ha pronunciado sobre la presentadora y ha revelado que su enemistad no es nueva, se remonta a años atrás.  

Telecinco

«Me la tiene sentenciada cuando yo no le di una entrevista en otra cadena», ha afirmado con vehemencia. No está de acuerdo de cómo ‘Socialité’ ha tratado las diversas informaciones sobre su persona, más concretamente, aquellas que han involucrado a sus progenitores. «Que María Patiño no se meta con mis padres ni con mis hijos. Yo no me he metido con su familia».

«Lo que tengamos entre nosotros lo tenemos que resolver nosotros. Mi padre es un señor anónimo, una persona que está enfermo». Ha calificado la conducta de la periodista de «maquiavélica» y ha recordado que en los últimos dos meses tenía en la puerta del teatro donde hacía su última obra, ‘Yerma’, a un reportero todos los días. «Es ella la que en vez de mandarlos a mí, los manda a casa de mis padres. Lo que me tenga que preguntar que me lo pregunte a mí. Yo soy el artista». Asimismo, ha aprovechado para defender el comportamiento de su progenitor: «Mi padre salió y pidió perdón, ¿por qué ella no hizo lo mismo?».

Joan Crisol

Nuevamente ha atacado con dureza la profesionalidad de María Patiño, quien ha preferido ausentarse de su puesto de colaboradora y no ha estado presente durante la entrevista: «Se inventa las cosas. Es muy cruel y no es una periodista seria». El coreógrafo ha calificado su enemistad como una auténtica «guerra abierta». Se ha mostrado especialmente crítico con un episodio que ocurrió recientemente. El pasado 5 de enero él negoció la participación en un programa de ‘Socialité’ y para ello le llevaron a un hotel para la grabación. «Lo que han hecho conmigo es ilícito, me llevaron a un programa engañado». 

Se pronuncia sobre Blanca Romero

Durante su entrevista también ha hablado de Blanca Romero a quien considera una gran amiga. «Fue un bulo que no era cierto. Ella me encanta. Es una tía trabajadora, luchadora… La quiero mucho», ha asegurado haciendo referencia a la ausencia inicial de la actriz en su obra ‘Yerma’ que en un principio se pensó estaba causada por la polémica detención del bailaor.

Fotomontaje: SEMANA

Rafael Amargo se ha defendido durante toda su entrevista en la que ha tratado a fondo el registro que tuvo lugar en su hogar y su posterior detención: «En mi casa no se vende droga, se vende alegría». No ha querido entrar en demasiados detalles, pero daba algunas pinceladas. «Solo sé yo la historia. Este es un proceso judicial muy serio. Me estoy manteniendo en mi sitio». Ha afirmado ser «inocente», pero se ha sentido «condenado». «Desde mi corazón siento que he sido una víctima con todo este tema».