SEMANA ha hablado con el actor Óscar Higares para que nos confiese cómo ha pasado la cuarentena y qué consecuencias económicas le ha dejado la crisis


Cada vez queda menos para que nuestro país se enfrente a la nueva realidad. Tras más de seis semanas de confinamiento, la población comienza a vivir la primera fase de este desconfinamiento. SEMANA ha hablado con el torero Óscar Higares para que nos cuente cómo ha pasado esta cuarentena y cómo le ha afectado económicamente la crisis sanitaria. Atento y simpático, el actor no dudó en relatarnos cómo ha vivido toda esta pesadilla que parece no tener final. El colaborador de televisión confesó haber llevado bien el estar encerrado en casa, junto a su mujer Sandra y sus tres hijas. Óscar, que acumula en sus redes sociales más de 50 mil seguidores, publicó recientemente una tierna foto junto a su madre por el día de la madre y relató lo mucho que la extraña en estos duros momentos.

«Mi Estrella …Feliz día MAMÁ, esta eres tu en estado puro, siempre enredando y siempre sonriendo… TENGO MUCHAS GANAS DE ABRAZARTE, TE QUIERO», eran las emotivas palabras que Óscar Higares le dedicaba su madre. El torero nos confesó, que una de las cosas que más le ha preocupado estas semanas ha sido el estado de salud de sus padres, que aunque han estado en perfecto estado no dejaban de ser población de riesgo. Considerado un galán de nuestro tiempo, el extorero, que vivía entre photocalls, rodajes, pasarelas y programas de televisión, ha visto como la crisis sanitaria ha puesto en peligro sus negocios de hostelería. Uno de los sectores más afectados de nuestro país, y que tras la cancelación de la Semana Santa y el futuro incierto que se vive ante el verano que está por llegar, es uno de los temas que más dolor de cabeza le está produciendo.