«Una persona que está así no se va a curar sola. Si él tiene problemas debería acudir a un profesional», ha afirmado la joven.


Aunque las relaciones familiares continúan en entredicho, Chabelita ha mostrado su evidente preocupación por el estado que atraviesa Kiko Rivera. La joven ha reconocido que había recibido ciertas informaciones de una persona cercana al DJ a quien da total credibilidad y que le han generado cierta inquietud. «Estoy preocupada en el sentido de su salud y cómo le pueda afectar».

Chabelita
SEMANA

Para tratar este asunto ha recordado que su hermano ha confesado recientemente a través de las redes que temía quedarse solo en casa porque le acechaban viejos fantasmas. «Si no va a un centro de rehabilitación es porque no quiere. Una persona que está así no se va a curar sola. Si él tiene problemas debería acudir a un profesional», ha afirmado. También ha recalcado que las emociones que está viviendo en estos momentos le han afectado considerablemente.  «Llega un momento en el que no podemos ir diciéndole todo el rato lo que tiene que hacer», ha reconocido sobre la posibilidad de que se ponga en manos de profesionales.

«Yo no soy como él»

Unas declaraciones que realizaba tras ser demoledora contra este. «Mi hermano es muy hipócrita. Ya estoy cansada», ha afirmado visiblemente agotada de una época muy dura en la que su familia continúa en el ojo del huracán. «Estoy harta que para quedar él como un rey me deje a mí como una mierda». Primero ha querido subrayar que ambos son muy distintos. «Yo no soy como él. No necesito que la gente me aplauda». Asimismo se pronunciaba sobre la dura guerra que comenzó tras las declaraciones que vertió sobre su progenitora tras la emisión de ‘Cantora, la herencia envenenada. «Durante meses ha estado diciendo barbaridades sobre mi madre y lo que ha ocurrido es que se ha ido a casa y le ha pasado factura. Lo que ha hecho no está bien».

Chabelita
Redes sociales

También ha repasado los enfados que ha mantenido con él a lo largo del tiempo y ha explicado la razón por la que continúa olvidando muchas cosas. «La historia es que yo me he callado y le he perdonado. Realmente lo único que hace que yo me frene a responder es que tengo la esperanza de estar bien con él algún día«. Ha hecho hincapié en que los lazos se pueden romper por completo cuando vuelva a menospreciarla. Para ello ha incidido en que siempre se ha sentido querida por su madre, pero él en ocasiones no le hace sentir así. «No necesito que mi hermano me juzgue. Que se juzgue él mismo». Se ha mostrado muy molesta con su reciente actitud cuando ha sido demoledor con ella. «Llega un momento en el que una está cansada. Anabel tampoco le entiende. Ella no quiere hablar, pero no es porque tenga miedo».