La mujer de José Ortega Cano ha querido compartir con sus seguidores el mal trago que ha pasado en el tren cuando se ha dado cuenta de que no podía comprar agua.


Ana María Aldón no deja de sorprendernos. Acaba de proclamarse ganadora de la última edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. Ana María cerraba la última cena del programa con una velada cargada de recuerdos, en la que sus compañeros han podido descubrir, rincón a rincón, los lugares más especiales de su hogar. Un hogar que ha cautivado de manera especial a Jorge Sanz.

Esta victoria hace que la mujer de José Ortega Cano haya recibido una gran noticia para su carrera profesional en televisión. Y es que hace apenas unos meses conseguía convertirse en la segunda finalista de la última edición de ‘Supervivientes’, que fue el primer ‘reality’ en el que decidió concursar tras saltar a la fama por ser la pareja del torero.

La vida de Ana María ha dado un giro radical en todos los sentidos. Y es que también se ha prometido a sí misma ser más activa en las redes sociales, donde cuenta con más de 118.000 seguidores. Hace apenas unas horas volvía a demostrar su gran sentido del humor al explicar un percance que ha tenido durante su viaje en el AVE.

No poder comprar agua le ha jugado una mala pasada

Vídeo: Instagram.

Desde el tren, la mujer de Ortega Cano explica que se había comido un bocadillo para calmar el hambre. Sin embargo, cuando ha querido comprar algo de beber, se ha dado cuenta de que el servicio de bar móvil que normalmente está activo en los trenes de alta velocidad está suspendido por la pandemia. Tampoco prestan servicio de cafetería. Demostrando su sentido del humor ha explicado que tiene mucha sed y que tiene la boca como un «zapato viejo».

Ana María Aldón estaba deseando llegar a su destino para así calmar la sed que ha sentido durante su viaje en AVE. No tenemos dudas de que para el próximo viaje que haga, la mujer de Ortega Cano no solo no olvidará algo para comer, también se llevará una botella de agua para calmar la sed.

Ana María arrasa en televisión

La que fuera concursante de la última edición de ‘Supervivientes’ ha querido abrir las puertas de su casa, ubicada en la exclusiva urbanización Fuente del Fresno de Madrid, para preparar un menú que la convertía en la ganadora indiscutible de la edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’.

Su propuesta comenzaba con «Flor de agua rosa», una delicada ensalada de tomate rosa y aguacate que hicieron las delicias de Sanz. En el plato principal presentaba una «Delicia extremeña» y un solomillo al whisky que también gustaron bastante. Y como postre, servía unas empanadas de compota de manzana que presenta bajo el título «Suspiros de Gloria».