Hace casi 20 años, la veterana periodista decía frases que hoy cobran más significado que nunca.


Buscando en el baúl de los recuerdos a veces se encuentran verdaderos tesoros. Basta con tirar un poco de hemeroteca para descubrir (o redescubrir) a nuestros personajes más famosos del corazón. ¿Han sido coherentes consigo mismos a lo largo de su vida? ¿Se han contradicho en sus declaraciones públicas? En el caso de María Teresa Campos, resulta evidente que lo que piensa ahora coincide casi al pie de la letra con su manera de vivir la vida a sus casi 80 años. Sí. Allá por el año 2004, la veterana periodista decía cosas que bien podría decir a sus 79 años. Es más, podría decirse que las palabras que pronunció hace 17 años vaticinaban cómo respira y cómo siente la malagueña en este particular periodo, en el que ha dejado atrás a la presentadora para convertirse en un personaje mediático.

Hace casi dos décadas (en mayo de 2004), la malagueña tomaba una importante decisión. Dejaba el magazine matinal ‘Día a día’, en Telecinco, después de ocho años liderando las audiencias de la cadena, para dar el salto a la cadena rival: Antena 3. En su momento aquello fue un bombazo. La reina de las mañanas de la empresa audiovisual de origen italiano decía adiós a años de éxito para aventurarse en un reto en la competencia. Como era de esperar, su nuevo programa fue anunciado por el actual canal de Atresmedia a bombo y platillo. Habían fichado a la maestra entre las maestras de la pequeña pantalla. Y había que venderlo a la audiencia. Así fue cómo se rodó el spot promocional de ‘Cada día’, el nuevo programa de la andaluza.

El esperado espacio era casi calcado al que hacía María Teresa en Telecinco. Se emitía en la misma franja horaria y con contenidos similares: entrevistas, repaso de la actualidad, crónica rosa, concursos, terturlias, moda, cocina, debate político. María Teresa, que entonces tenía 63 años, protagonizó varios vídeos adelantando en qué consistía su nuevo reto. En el anuncio ofrecía ‘perlas’ que perfectamente podría decir cualquier día de estos. He aquí algunas de ellas…

© Telecinco.

“No está nada mal renovarse”. Es una de las frases que María Teresa decía en el spot de ‘Cada día’. Esta claro que innovar y reciclarse es una de sus especialidades. En su momento dio el salto de la radio a la televisión. Y lo hizo con nota. Hace seis meses lo volvía a hacer, pasando de años de éxitos en la ‘caja tonta’ a una de las plataformas digitales de mayor repercusión. Sin miedo al qué dirán se aventuraba a abrir un canal de Youtube. Y no le va nada mal. Su programa online, ‘Enredados’, cuenta con 34.100 suscriptores y sus entrevistas a personajes famosos suman cientos de miles de visualizaciones.

Segunda frase lapidaria: “Intento motivarme, seguir aprendiendo en cada momento”. En efecto, lo sigue haciendo con sus incursiones en el universo digital, así como en sus comentadísimas apariciones en Instagram, donde la hemos visto bailando con su nieta, Alejandra Rubio, o pasando un buen rato con una de sus hijas, Terelu.

Otra de las afirmaciones que realizaba hace 17 años hace referencia a los nuevos comienzos. “Es apasionante en algún momento de tu vida tener la oportunidad de volver a empezar cada día”, señalaba. Y tanto que ha tenido que volver a empezar… sobre todo después de romper con Edmundo «Bigote Arrocet. Para la malagueña, su ruptura con el cómico fue un duro trance. Y marcó un antes y un después. Desde entonces parece más resentida y se ha mostrado en muchas ocasiones cabreada y enfadada en público. Tras poner punto y final con el chileno le ha tocado hacer borrón y cuenta nueva en el terreno personal.

Por suerte, en el ámbito profesional ha tenido una nueva oportunidad de comenzar de nuevo. En breve se pondrá al frente de un nuevo programa en Mediaset. Se trata de «La Campos móvil», un espacio de entrevistas producido por La fábrica de la tele, responsable de «Sálvame» o «Socialité», y que se emitirá en unos de los canales de Mediaset España. En él conversará «con personalidades de todos los ámbitos, artístico, político, cultural, social, sanitario, a la vista de los viandantes que coincidan con su trayecto en el camión-plató por las calles».

Gtres

En aquel spot de Antena 3, María Teresa Campos los colaboradores decía que algunos de los colaboradores de su programa «serán polémicos porque esa es una cosa que siempre gusta”. Es algo que siempre ha tenido claro. Nada como la controversia para estar en boca de todos. A la vista está que la polémica es parte fundamental de su vida y la de sus hijas. En los últimos meses, la veterana periodista y su clan han estado en el centro de muchas disputas, todas ellas mediáticas. Una de las más sonadas, su monumental cabreo con Jorge Javier Vázquez, con quien aún tiene una conversación pendiente después de haberlo llamado «tonto» y recordarle que «nadie te quiere» en los platós de Telecinco.

Por último, destacamos otra de sus declaraciones: “El público siempre tiene la última palabra”. Bien lo sabe María Teresa: la audiencia manda. Y en su caso, ella siempre cuenta con el apoyo del público. En su última polémica con Isabel Gemio, cuando la llamó “mezquina” y “gilipollas”, sabía que los espectadores de Telecinco criticarían con dureza a su colega y la apoyarían a ella.

Tras este recorrido por sus frases de antaño queda claro que la Campos ha sido una mujer coherente. Porque lo que pensaba y opinaba 20 años atrás coincide con su filosofía de vida actual, ¿no les parece?