Pablo Motos es muy poco dado a hablar de cuestiones personales, pues prefiere que sean sus invitados de ‘El Hormiguero’ los que pongan sobre la mesa estos temas. Pero hay ocasiones en las que el presentador estrella de Antena 3 se salta su propia máxima y habla sin problema alguno sobre su esfera personal, como así acaba de hacer al poner hacer una inesperada declaración sobre su única hermana. Y es que algo ha sucedido entre ellos que Pablo Motos no ha dudado en pedir perdón públicamente a su hermana Pepa, catorce meses mayor que él y que, a pesar de no ser un rostro habitual de los medios de comunicación ni ser personaje que los medios sigan, hoy se ha convertido en protagonista de manera sorprendente.

Pablo Motos
Antena 3

“Solo le quiero decir que la quiero y siento muchísimo todo lo que he hecho”, decía Pablo Motos dejando a todos con el pie cambiado, pues no sabían muy bien a qué quería hacer alusión o qué ha sucedido entre ellos para tener que entonar el mea culpa de forma pública. Para no entrar en detalles, el presentador supo salir airoso del atolladero en el que él mismo se metió: “No tengo tiempo en el rato que queda de programa de hablar de ninguna de las cosas que pasaron”, se desenvolvía de forma misteriosa, sin querer entrar más en esas circunstancias en las que su relación con su hermana Pepa ha podido entrar en crisis y por la que ha querido pedir perdón con toda España como testigo.

Este perdón público surgió en la mesa de debate de ‘El Hormiguero’, en la que Pablo Motos incluso confesó su pasado como Dj en ‘La ruta del bakalao’, que sorprendió a propios y extraños. De ahí pasó a leer un titular: “Una mujer felicita a su hermana pequeña con una tarta en la que ponía: 43 años desde que mamá te encontró en la basura”. Un titular jocoso que dio paso a un debate sobre las relaciones entre hermanos.

Pablo Motos
Antena 3

También el presentador, que incluso recordó una anécdota con su hermana Pepa: “Se lo cree todo. Una vez me compré una careta muy realista de extraterrestre y ella pensó que había uno en casa”, recordaba en tono jocoso. “Estábamos en Navidad y mi hermana estaba cocinando unas gambas cuando le pregunté si me pasaba algo en la cara. Cuando me quité la máscara, seguía pensando que era un alien”, recuerda entre risas.