Después de que Omar Sánchez protagonizara un esperado reencuentro televisivo con Anabel Pantoja en el programa ‘Déjate querer’, este último domingo de julio ha tenido que pasar por el hospital. El canario se encontraba mal -con fiebre alta- y temía haber contraído coronavirus. Finalmente no ha tenido que ser ingresado, pero deberá permanecer unos días guardando reposo.

Omar Sánchez
Instagram

«Pensaba que me iban a ingresar, pero finalmente como la PCR ha dado negativa no me ingresan», ha contado durante una breve intervención telefónica con el programa ‘Ya es verano’ de Telecinco. Ha confirmado que padece bronquitis. El canario, que continuaba en el hospital, tranquilizaba sobre su estado. «No es covid ni nada. Reposo unos días y luego de vuelta al trabajo». Él mismo ha compartido una imagen en redes donde alertaba a sus fans. «Me ha escrito mucha gente, también Anabel preguntándome qué me pasaba». 

El reencuentro de Omar Sánchez con Anabel Pantoja

Omar Sánchez y Anabel Pantoja han vuelto a verse las caras tres meses después de ‘Supervivientes‘. El canario evitó en todo momento el resentimiento durante este encuentro con su ex. «Me alegro mucho que te hayas enamorado. Quiero toda la felicidad para ti. Te voy a querer siempre. Has sido una persona que has estado cuatro años en mi vida. No tengo ningún reproche», le dijo. También le recordó que él hubiese cambiado ciertas cosas de su concurso, pero sabía que cuando Anabel se enamoraba se volvía «loca». «Ha sucedido así. No voy a olvidar cuatro años juntos. Me quedo con lo bueno».

Omar Sánchez, Anabel Pantoja
Telecinco

Entre lágrimas, Omar Sánchez recordó su historia de amor y confirmó que había vivido unos meses muy complicados, pero que ya estaba levantando cabeza. «Solo quiero decir que no tienes que pedir permiso, ni perdón, menos por enamorarte. Lo has hecho muy bien, te has enamorado, ¿Qué más puedes pedir? No pasa nada, la vida sigue. Yo estoy muy bien y feliz. Me has dado muchas cosas buenas». Anabel Pantoja subrayó que le gustaría mantenerle en su vida. Una petición a la que él no pudo acceder. «Eso requiere un poco de tiempo y asimilar muchas cosas. Te deseo lo mejor. Quién sabe si en un futuro sí podemos tener esa amistad o no».

Anabel Pantoja se mostró agradecida de la actitud del que continúa siendo su marido. «Yo no he querido hacerte daño, si lo he hecho perdóname. El daño está ahí. Si me pongo en tu lugar, yo habría cogido un avión directamente. Allí me olvidé de todo. Estaba en una burbuja». Además le recordó que había sido muy feliz a su lado. «Ojalá tú sigas siendo feliz porque te lo mereces. Me gustaría que esto no fuera un adiós. Me gustaría que siempre estuvieras en mi vida. Yo sí quiero. Siempre me vas a tener para lo que necesites. Eres una persona increíble. Te agradeceré siempre todo lo que has hecho por mí y por los míos».