Tras la polémica con Canales Rivera, la reputación del colaborador ha quedado en entredicho. Sus compañeros lo han criticado con dureza y el torero ha dejado constancia de su decepción. ¿Le pasará factura el error cometido en ‘Sálvame’?


A Antonio David Flores nunca se le pasó por la cabeza que su gesto con una información relativa a José Antonio Canales Rivera pudiera pasarle una factura tan elevada. Esta semana, el colaborador ofrecía a la dirección del programa el testimonio de una chica que asegura haber mantenido un ‘affaire’ con el torero. Una cuestión que el diestro, roto en llanto, desmintió nada más ser preguntado por una supuesta infidelidad. Ahora, las cosas han dado un giro completamente inesperado. El malagueño ha visto cómo lo que en un principio era una oportunidad de generar contenido para su programa lo ha situado en la cuerda floja. O «al borde del precipicio», como ha señalado Jorge Javier Vázquez.

«Un gran manipulador», así lo ha definido Jorge Javier

Porque el hecho de que Flores ofreciera en bandeja al espacio la posibilidad de que una joven visitase los platós de Telecinco para hablar de las intimidades de Canales Rivera ha sentado muy mal a sus compañeros. Todos han criticado severamente que haya intentado comercializar con la vida del matador, a quien aprecian y respetan. Belén Esteban no ha ocultado que se siente «decepcionada». Kiko Hernández ha calificado lo que ha hecho como algo «muy sucio». El presentador fue especialmente duro al valorar su gesto: «¿Eres consciente de que la gente hoy ve una cara de ti que esté poniendo en duda toda tu trayectoria? Te estás destapando como un gran manipulador?», le reprochaba.

El jueves, Gema López describía con bastante exactitud las consecuencias de los actos de Antonio David. «Él se dio cuenta ayer de que no contaba con nadie. Aunque su perdón fuese sincero, el perdón tardío no vale. Aquí se ha abierto una puerta que no va a parar, porque el daño ya está hecho. Ha mostrado una cara que le va a pasar factura». Lo cierto es que a pesar de haber pedido perdón, el ex de Rocío Carrasco está en el punto de mira y su reputación, en entredicho.

Telecinco

El pasado jueves, el malagueño pedía disculpas públicamente y se mostraba muy arrepentido en su esperado cara a cara con Canales Rivera. «Se me ha ido de las manos. Me ha podido más el trabajar, el dar la información que valorar que es un compañero», admitía. «Mi error es que yo no debería haberte hecho esto. He pasado por lo mismo que tú. Estuve casi 20 días. Trajeron chicas que decían que habían estado conmigo y lo padecí muchísimo».

«Un gran manipulador», así lo ha definido Jorge Javier

«No sé cómo salir de estoSiento profundamente lo que ha pasado. Quiero pedirte perdón y perdón de corazón. Estás en tu derecho o no perdonarme. Ahora que te tengo delante te digo que lo siento muchísimo», alegaba el colaborador en su televisiva disculpa.  Canales Rivera aceptaba su gesto, no sin antes recordarle que lo ha pasado muy mal: «Salí tan dolido, sufrí tanto durante cinco horas… Te prometo que en ningún momento imaginé que habías sido tú. No quería pensar que era alguno con los que me siento todos los días. Resulta que de todos con el que más converso y al que más consulto es a ti. Y hemos compartido cenas. Fuimos a cenar con mi familia. Te abrí la puerta de mi gente, de la gente que quiero», le recordaba.

El torero, sin perder la compostura, echaba en cara a Flores su error con mucha elegancia. «Cómo se te ocurre llevarme a la situación que me pueda acarrear tantas cosas. ¡Es que no me lo merezco!», le decía. «Yo suelo empatizar y pienso que tienes familia. También has debido sufrir. Tú después de las disculpas te vas a ir. Yo me voy a quedar con el paquetón». Y concluía: «El mal está hecho. Dentro del mal, quiero pensar que el arrepentimiento es sincero».

Todo lo sucedido no solo ha levantado las sospechas sobre la lealtad de Canales Rivera con su pareja. También ha generado una enorme polémica en torno a la figura de Antonio David. Tal y como ha señalado Carlota Corredera, sus actos han puesto en juego «su futuro profesional y su credibilidad ante el público». Tanto es así que hasta se ha barajado la posibilidad de que abandone su sillón en ‘Sálvame’. ¿Podría suceder algo así? Hace 24 horas, la de Vigo le preguntaba si se había planteado esta opción. Él lo tenía claro: ha cometido un error por querer emular a alguno de sus compañeros. «Al final yo he actuado como alguno de los compañero que trabajan con nosotros y no me identifico con ese comportamiento». Y ha «antepuesto el trabajo a la relación con una persona que no se merece que le haya hecho esto». Pero no está dispuesto a renunciar a su trabajo. 

Estuvo tres años sin trabajar antes de participar en ‘GH VIP 7’

Cuando regresó a la pequeña pantalla, tras su paso por la casa de Guadalix de la Sierra en ‘GH VIP 7’, llevaba tres años en dique seco. «Ha sido realmente duro estar sin trabajar varios años», admitía en 2019. No olvida aquella etapa en la que tuvo que hacer frente a numerosas adversidades económicas. Por eso, cuando recibió «la llamada de Zeppelin TV», la productora de ‘Gran Hermano’, «después de casi tres que mi teléfono no sonaba», no lo dudó: era su gran oportunidad de reengancharse al siempre provechoso carro de la tele. Tan provechoso que, según Jorge Javier Vázquez, ha realizado «una transacción comercial» ofreciendo a la dirección del programa el testimonio de una chica dispuesta a hablar de Canales Rivera. «Tengo una información y la vendo», explicaba el catalán. Éste recriminaba a su compañero por presentarse «como una víctima cuando la verdadera víctima de toda esta historia es una persona con la que tenías una relación si no de amistad, de cercanía, de cariño». Ahora será la audiencia la que juzgará, como suele hacerlo -y siempre de manera implacable-, la conducta del colaborador. ¿Sobrevivirá al veredicto de los espectadores?