Nuria Fergó y su exmarido se ven las caras en el Juzgado de Palma

Nuria Fergó y su exmarido, José Manuel Maiz, se han visto las caras en el Juzgado de Palma de Mallorca tras la demanda que él le interpusiera a la ‘extriunfita’ con motivo de la hija que tienen en común. A pesar que ya han pasado ocho años desde que se separan, la relación entre ellos sigue siendo muy tensa y ni siquiera se han saludado a las puertas de los Juzgados.

5Nuria Fergó, a su llegada a los Juzgados con un rostro muy serio

Nuria Fergó llegó en taxi acompañada por su abogado; mientras que su exmarido llegó solo y con un semblante mucho más relajado que el de la artista. El motivo de la demanda que José Manuel Maiz le interpusiera a Nuria sería porque esta se trasladó a Madrid y cambió de domicilio a la hija que tienen en común, sin el consentimiento paterno, por lo que decidió poner en las manos del Juez el asunto.

4Su exmarido José Manuel Maiz le interpuso una demanda

Nuria Fergó es quien tenía y sigue teniendo la custodia de la hija, que tan solo tenía un mes cuando José Manuel y Nuria decidieron separarse después de año y medio de matrimonio. A pesar de que ninguno de los dos protagonistas hablaron mucho del tema ante los medios, el motivo que trascendió por la ruptura era la distancia que había entre ambos.

3El acuerdo al que han llegado en la vista 

En la vista, que ha tenido lugar este jueves en el Juzgado de Palma de Mallorca, y tras la conformidad del padre, han llegado al acuerdo de que la hija pueda vivir finalmente en la capital junto a su madre.

2Los protagonistas no han hecho ninguna declaración 

Ninguno de los dos protagonistas han querido hacer declaraciones al respecto sobre lo ocurrido dentro del Juzgado. De hecho, desde que se divorciaran, no han hablado en los medios sobre esta ruptura tanto por ellos como para proteger la intimidad de la hija que tienen en común.

1Nuria Fergó se ha mostrado mucho más relajada a su salida

Tras finalizar la vista, hemos visto a una Nuria Fergó mucho más tranquila que la que horas antes había llegado. Con una sutil sonrisa en el rostro, la cantante se ha marchado junto a su abogado y con la feliz noticia de que podrá seguir con su vida en Madrid junto a su pequeña.