Noma Duval ha rebajado la casa de La Moraleja tras unos meses a la venta. Te contamos cuánto y cómo es su estrategia para venderla.


Norma Duval quiere vender su casa de La Moraleja y está dispuesta a rebajar el precio si hace falta. A pesar de que ha sido su hogar, ella misma ha confesado que no tiene demasiado apego a las cosas materiales, por lo que no lo ha dudado y ha hecho una rebaja de más de 200.000 euros. El inmueble está situado fuera de Madrid, en concreto, en una de las zonas más elitistas de la capital y lo cierto es que la vivienda es de ensueño. Con más de 1000 metros cuadrados, la casa está distribuida en ocho dormitorios, seis baños, un aseo, terrazas y varias piscinas, características que lo convierten en un lugar privilegiado. Tras el fallecimiento de su madre se ha dado cuenta de que es demasiado grande y quiere cerrar esta etapa cuanto antes. «Mi idea es tener una casa más acorde cuando la familia vaya menguando (…) Me sobra casa, cuando llegue el momento buscaré otro sitio», dijo Norma.

La propiedad fue diseñada por un reconocido arquitecto y, por ello, tiene muchísimo estilo tanto en la zona interior como en la exterior. Norma Duval escogió una casa de grandes estancias, enormes ventanales y altísimos techos, tres aspectos que ayudan a que el inmueble parezca todavía más amplio si cabe. Eso sí, hay zonas muy hogareñas, ejemplo de ello el salón, donde incluso tienen una chimenea que para épocas frías es una auténtica maravilla. Y, aunque el sótano suele ser un lugar en el que almacenar cosas usadas, la empresaria ha apostado por aprovechar al máximo el espacio y ha incluido en él un spa, una piscina climatizada, una bodega o un garaje.

Norma Duval

Si estás interesada en disfrutar de todas estas comodidades debes saber que debes desembolsar 4,8 millones de euros, una cifra que no está al alcance de todos los bolsillos. En sus muros vivió esta vedette, lo que lleva a pensar que son muchos los secretos que todavía alberga. Esta exclusiva urbanización ha sido su hogar durante las últimas décadas, pero a partir de ahora Norma Duval quiere vivir a caballo entre Madrid y Segovia. Precisamente en esta última ciudad nos recibió en una exclusiva entrevista a SEMANA, sorprendiendo entonces con cada uno de sus rincones. Al parecer, esta casa no solo tiene los recuerdos que ella ha creado allí y es que fue construida por su bisabuelo, siendo ella quien se esforzó por recuperarla para ella y su familia. Ella la tilda de «capricho» y en sus muros pretende ahora que tanto ella como los suyos sigan siendo igual de felices que lo han sido en La Moraleja.

La compró en la década de los 90

La vivienda fue adquirida por ella y por el que era su marido, Marc Ostarcevic, en la década de los 90, no obstante, con varios hijos independizados Norma Duval está en otra etapa vital. Centrada en que esta operación inmobiliaria llegue a buen puerto, la empresaria no duda en adaptarse al mercado y rebajarla como acaba de hacer, según ha adelantado Vanitatis.