Según ha podido saber la revista SEMANA en exclusiva, ha muerto la abuela de la Reina Letizia, Menchu Álvarez del Valle a los 93 años.


La Reina Letizia está de luto. Según ha podido saber la revista SEMANA en exclusiva, Menchu Álvarez del Valle ha muerto a los 93 años, un durísimo golpe para la familia. La periodista y su nieta tenían una fantástica relación, por lo que su muerte ha dejado desolada a la esposa del Rey Felipe. Ella era su gran debilidad, ambas tenían una gran sintonía y así se demostraba tanto delante de los focos como cuando estos se apagaban. A pesar de que el hijo de Menchu, Jesús Ortiz, se jubiló este año, la muerte de su progenitora provoca que este año se convierte en el más duro para él.

Menchu era alguien muy querido y siempre que podía presumía de la familia que tenía. De hecho, cabe recordar que hace tan solo unos meses desveló cuando era el papel más ilusionante para ella: «No hay nada mejor que ser abuelina». La relación que había cosechado con sus bisnietas era tan especial como la que tenía con Doña Letizia, lo que deja claro que la muerte que avanza en exclusiva SEMANA ha sido un tremendo varapalo también para ellas.

Menchu Álvarez del Valle nació en Santander en el año 1928, pero vivió en Oviedo desde su juventud, y fue una gran periodista radiofónica española. Tanto es así que fue ella misma quien desveló en el año 2018 a la prensa que los inicios de Letizia en la Casa Real no fueron fáciles. «Amo la libertad y la intimidad y aquello fue una avalancha de gente, de curiosidad, de fotógrafos. Además ocurrió en el último año de vida de mi marido… Y aquello parecía una romería. No fue fácil. Se llegó a decir que un helicóptero pasaba una vez al mes sobre mi casa para tirarme el dinero que mandaba mi nieta», explicó durante unas jornadas de la Cultura de Ribadesella. Pese a ello, siempre mostró una sonrisa ante los medios.

Esta noticia tan triste afectará a la agenda de la Familia Real, quien se despedirá de ella y le dará el último adiós como se merece. De este modo, la Reina se despide de una relación muy estrecha con su abuela, quien se había convertido en una mujer especial entre los suyos. Tal era su vínculo que incluso Letizia quiso seguir los pasos de Menchu, estudiando su misma profesión, aunque el amor años después cambiará su derrotero profesional.

La muerte de Menchu impide que el futuro hijo de Telma Ortiz, cuyo embarazo desveló SEMANA en exclusiva, conozca a su bisabuela. A pesar de que ella se mostraba muy ilusionada con el estado de buena esperanza de su nieta, no será posible que este encuentro tenga lugar.