La actriz reclamaba al productor 1.500 euros, pero este le daba largas. Finalmente decidió denunciarlo.


A raíz de la detención de José Luis Moreno, acusado de muchos rostros conocidos se han pronunciado y han contado sus experiencias con el conocido productor. Una de ellas es Mónica Pont, quien ha revelado cómo este dejó a deberle una cantidad de dinero. Y le dio larga durante seis meses.. hasta que, cansada, decidió denunciarlo.

Mónica Pont habla de la «trampilla» utilizada por José Luis Moreno pata no pagar «pequeñas cantidades»

«Yo había trabajado con él en varias ocasiones porque hacía las galas de Televisión Española y yo estaba haciendo ‘Hostal Royal Manzanares‘. Hice varias galas. Al principio él pagaba y teníamos buena relación. Nos veíamos por los pasillos y todo muy bien», ha contado la actriz en ‘Sálvame’. «¿Qué pasó? Yo creo que este señor esto de no pagar fue más tarde. Por alguna circunstancia encontró esa trampilla de no ir pagando pequeñas cantidades».

«En 2013 me invita a su casa, a esa mansión que habéis comentado. Y me invita a un café para decirme que me quiere ofrecer trabajo para una serie que va a hacer. Y que antes haga un capítulo para ‘Esposados’. Conmigo no fue déspota nunca y era encantador. Ni tampoco era prepotente. Pero ese día se rodó el capítulo y al acabar me dijo: ‘Bueno, Mónica, fantástico, maravilloso. Tengo otro proyecto y quiero que formes parte de él. Yo pensé: ‘Qué bien, qué contento se ha quedado José Luis'», añadía.

GTRES

«Mi sorpresa fue al cabo de unas semanas. Al presentar la factura en la productora nos fueron dando largas para cobrar. No, es que ahora la de contabilidad no está. Que la semana que viene…. La semana que viene, la semana que viene…. Pasaron seis meses. Era imposible cobrar. Llamé yo a la productora y me dijeron: la semana que viene te pagamos. Estamos hablando de 1.500 euros. Yo dije: ‘Fenomenal’. Me lo creí. A lo mejor ha tenido un problema conmigo. ¡Es que no sabía!», detallaba.

La actriz se planteó hacer una demanda común con otros artistas damnificados

En sus intentos por cobrar sus honorarios, la intérprete no dudó en mover todos los hilos posibles: «Luego me puse a hablar con varios agentes porque al final al ver que no pagaba pensé: ‘Tenemos que hacer una demanda común entre varios damnificados, varios actores a los que no nos haya pagado. Si ponemos una demanda entre varios profesionales nos costará menos dinero».

«¿Cuál es su modus operandi? Muy fácil. Si a mí me paga 1.500 o 1.800 euros… es justo los que nos va a pedir un abogado», señalaba. Asimismo, ha recordado que José Luis Moreno nunca tuvo malos modos con ella, pero sí con otros compañeros del equipo. «Con el equipo técnico sí gritaba y se exaltaba. Pero yo como he trabajado con todo tipo de directores y alguno es más naïf, bueno».

José Luis Moreno
GTRES

«Siempre en un rodaje se va con prisas. A veces escuchas: ‘¡Callaros, por favor! El grito. Estás notando que no estaba relajado, que no estaba contento, que estaba histriónico, agresivo», decía. «Conmigo personalmente no hubo un mal trato, pero en el plató noté que no era una persona muy agradable con el equipo técnico. Hasta el momento que lo demandé fue encantador».

«Se va quedando con el dinero de la gente porque luego no lo reclaman»

A diferencia de otros casos, como el de Serafín Zubiri, a quien Moreno nunca llegó a pagarle la cantidad que le debía, Mónica tuvo suerte. Porque una vez que tomó medidas legales logró cobrar lo que le correspondía. «Pusimos la demanda y en menos de 24 horas de interponer la demanda pagó todo, íntegro, hasta la última peseta. Está claro que él funciona de esa manera. Él se va quedando con el dinero de la gente porque luego no lo reclaman», concluía.

El testimonio de Mónica Pont se suma al de otros muchos rostros conocidos que no han hablado precisamente bien del que fuera ventrílocuo. Sandra Barneda, por ejemplo, ha denunciado el nefasto trato que tuvo con ella en una pausa publicitaria de uno de los programas que presentó en el pasado. «En ‘Hable con ellas’ lo viví en primera persona… En una pausa publicitaria me dijo que me iba a cortar el cuello si seguía preguntando como pregunté”, ha revelado.