El cantante de ‘Jarabe de palo’, Pau Donés, ha fallecido tras más de cinco años batallando contra el cáncer que padecía. Así fue su vida.


Pau Donés ha copado titulares este martes con motivo de su fallecimiento. El vocalista de ‘Jarabe de palo‘ (53) no ha logrado superar el cáncer con el que llevaba batallando más de cinco años. Su actitud siempre fue optimista, tanto que hace tan solo unos días mostraba a sus seguidores su particular grito a la vida. Aunque su enfermedad le obligó a retirarse de la música durante un tiempo, él siempre continuó ligado a ese medio que tanto amaba y que ahora llora su partida. Han sido muchos los rostros conocidos que han recordado al artista, pero también a la persona que se escondía tras este intérprete que probó las mieles del éxito a lo largo de su carrera. El mismo que reveló públicamente años atrás el momento más difícil de su vida: el suicidio de su madre. Un varapalo al que le costó hacer frente y que a su vez le enseñó a quitarse «el miedo a la vida de un día para el otro». Sucedió cuando él tan solo tenía 16 años y, desde entonces, tomó las riendas de su casa.

Pau Donés

«De la noche a la mañana, pasé de ser un adolescente idiota con 16 años, que me pensaba que me iba a comer el mundo, que sabía todo, que mis padres no sabían nada… de golpe a ser madre, padre de mis hermanos y afrontar la vida con una responsabilidad que nunca había tenido y eso me hizo muy fuerte», dijo a la prensa. Su padre trabajaba y a él le tocó asumir un papel inesperado, confesión que también trató en su biografía ‘50 palos y sigo soñando‘. En sus páginas desveló que paso de ser hijo a madre y que llegó a criar a sus tres hermanos junto a la música, una pasión que su progenitora les inculcó desde su infancia. Pero, ¿qué les enseñó su muerte?

«En mi caso fue una enseñanza estupenda porque me convertí en un Juan sin miedo y en un tío muy vitalista. Porque a mí me gustaba vivir, cosa que a mi madre no. Como a ella no, decidió que se iba. No sin antes dejar un mensaje claro: ‘Eh, si a vosotros os gusta vivir, no perdáis tiempo y no tengáis miedo, que esto vale la pena'», dijo hace tres años en una entrevista concedida a ‘El Mundo’. No les preparó para un momento tan difícil ni tampoco dejó una carta de despedida, por lo que fue muy trágico. «No voy a contar el detalle. El primer momento es terrible y muy trágico. Pero con el tiempo, si yo soy quien soy y he llegado adonde he llegado, es gracias a ella. Y una parte importante de ese aprendizaje es ese momento», aseguró.

Pau Donés

Un palo muy duro por el que fue preguntado en multitud de ocasiones. La ausencia de su madre le marcó para siempre, más aún si se tienen en cuenta las circunstancias en las que falleció. «A esa edad yo era lo más bestia que se puede ser, iba disparado, y de golpe tuve que hacer de madre porque era el mayor. Fue muy difícil y la cagué muchas veces. Fue una etapa muy potente. (…) Fue un golpe muy duro. Pasé de ser un adolescente loco y estúpido que iba sobrado a ser un adulto en plena adolescencia. Aprendí más rápido en el sentido de la responsabilidad, aprendí a pelear en la vida y, de un día para otro, perdí el miedo a vivir y a morir», dijo en XL Semanal.

Sin querer este fue uno de los instantes más transcendentales de su vida. El cáncer fue otro de ellos, al igual que la decisión de ser músico o el nacimiento de su hija Sara que actualmente tiene 16 años y que, sin duda alguna, ha sido su gran amor. Al igual que su familia a la que estaba muy unida y quien ha anunciado su muerte después de una infatigable lucha contra el cáncer. Tras un lustro combatiendo contra el cáncer, ‘Jarabe de palo’ volvía a a la palestra pública para transmitir un mensaje optimista capaz de erizar la piel de cualquiera, tanto que, sin saberlo, esa ha sido su despedida.

El mensaje de la familia de Pau Donés

A través de una publicación en la cuenta oficial del grupo musical su entorno ha hecho pública su partida. «La família Donés Cirera comunica que Pau Donés ha fallecido el día 9 de Junio de 2020 a consecuencia del cáncer que padecía desde Agosto de 2015.
Queremos agradecer al equipo médico y todo el personal del Hospital de la Vall de Hebrón, Hospital Sant Joan Despí Moisès Broggi, ICO (Institut Català d’Oncologia), Servei de Paliatius del Hospital de Viella y al VHIO (Instituto Oncológico de la Vall Hebrón) todo su trabajo y dedicación durante todo este tiempo. Pedimos el máximo respeto e intimidad en estos momentos tan difíciles», han escrito en la publicación.