«No me han dado voz desde hace algún tiempo porque se me cerraron las puertas», responde en su primera entrevista tras la polémica que protagonizó hace meses.


Después de estar en el foco mediático a raíz de sus declaraciones negacionistas sobre el coronavirus, y tras desaparecer de sus redes sociales durante un tiempo, Miguel Bosé ha reaparecido por todo lo grande y ha regresado a la televisión española de la mano de Jordi Évole. El cantante ha concedido una esperada entrevista en la que se ha abierto en canal y ha hablado abiertamente sobre algunas de las polémicas que ha protagonizado en los últimos tiempos. Así, el interprete de «Papito» ha desvelado el motivo personal por el que perdió la voz, ha hablado de la muerte de su madre, Lucía Bosé, así como de los grandes regalos que le ha hecho a sus grandes amores.

laSexta

«He tenido años salvajes, sexo a lo bestia, drogas… Y un buen día me desperté y dije: se acabó. Lo he dejado todo, hace siete años. Solo. Y estuve muy enganchado, de a diario», comenzaba a sincerarse Miguel Bosé con Jordi Évole acerca de sus bajadas a los infiernos. En concreto, el artista aseguraba que se ha pasado más de veinte años enganchado y que fue tan solo hace siete cuando se dio cuenta de que tenía que abandonar esa vida. «Empieza a perder la gracia, acabas diciéndote a ti mismo: ‘¿Por qué lo haces?‘», reflexiona. De la misma forma, el tío de Bimba Bosé recalca que sus fuerzas internas fueron las que le hicieron tomar la decisión de volver a vivir y dejar atrás todas sus adicciones.

Ante esto, Miguel Bosé reconoce que el hecho de tener a sus hijos provocó que dijera adiós a las drogas. El cantante, que concede la entrevista desde México porque se encuentra en plena grabaciones de ‘La Voz’, donde es coach, reconoce que aceptó hacer la entrevista con el periodista de laSexta por la confianza que tenía depositada en este, aunque no coincidan en sus ideas políticas. «Hace cinco años que no doy una entrevista a una televisión española, no me han dado voz desde algún tiempo porque se me cerraron las puertas», afirma.

El motivo personal por el que perdió la voz: su ruptura con Nacho Palau

GTRES

Miguel Bosé reconoce que su voz va y viene y que esto se debe a motivos emocionales. En concreto, a pesar de que hace hincapié en que se encuentra en perfecto estado, lo cierto es que insiste en que comenzó a darse cuenta de que algo pasaba con su instrumento de trabajo cuando se da cuenta de que las cosas es su familia no iban como deberían.

«Por el acuerdo de convivencia que tienen dos personas que tuvieron una relación y de buen rollo deciden seguir adelante para que los hijos de ambas partas puedan continuar creciendo juntos porque ellos pensaron que iban a ser hermanos. Los problemas llegan a los mayores que tienen que tomar las decisiones, tienen que recibir los golpes y cargar con las responsabilidad, no estaba preparado para eso«, comienza a desgranar.

Miguel Bosé insiste en que la situación con el que fuera su pareja comenzó a ir mal porque el amor se acabó, al igual que el buen rollo. «Cuando se pierde la admiración por la persona con la que estás, en mi caso por discreción, responsabilidad, educación… aguantas, cuando está ya mal empiezan los problemas serios y el problema gordo que tuve es la voz, he llegado a no tener voz», sentencia.