El botín de los ladrones asciende a 20.000 euros entre joyas, bolsos, zapatos, objetos de valor y dinero en efectivo.


Hace unos días, Sofía Suescun se llevaba un tremendo susto cuando después de unos días de descanso en Ibiza llegaba a su hogar y se encontraba con que había sido desvalijado por los ladrones. La colaboradora ha reconocido que está muy asustada porque conocían al detalle sus movimientos: «Te sientes muy controlado y vulnerable».

 

Los cuatro días que estuvo de vacaciones, los ladrones tuvieron tiempo de campar a sus anchas por el ático que comparte Sofía con su pareja, Kiko Jiménez. «Ha sido todo muy de película», ha contado. Su sorpresa llegó cuando entró en casa y vio que no estaba echada la llave. No supo cómo reaccionar y lo único que hizo es llorar y gritar, el primero con quien contactó fue con su vecino.

«Las imágenes en personas impactan mucho más. Me vi muy sola en ese momento», ha revelado. Rápidamente llegó la policía judicial y tomó las huellas de todo lo pertinente. «No quiero dar demasiados detalles». Solo ha explicado que han encontrado varias pistas que ha calificado como «demasiado evidentes»: «Tengo que agradecer el trabajo de la Guardia Civil desde el minuto uno y todo lo que están haciendo para dar con esta gente».

El botín de los ladrones asciende a unos 20.000 euros entre joyas, bolsos, zapatos, objetos de valor y dinero en efectivo. Uno de los principales perjudicados ha sido su hermano Christian ya que su madre guardaba una importante cantidad de dinero en efectivo que corresponde a sus ahorros. «Se han llevado los ahorros de mi hermano. Mi madre se lo iba gestionando. El tema del dinero de mi hermano sí que se puede justificar», ha explicado.

Como anécdota ha contado que tenía en el cubo de la ropa sucia unas bragas que también ha echado en falta. «Las bragas me dan completamente igual, lo que más me importaba eran mis gatos. Me quería morir cuando solo vi a dos».

Sofía se ha mostrado muy molesta con quienes han sido críticos con ella por compartir su vida en las redes sociales y dar posibles pistas a los ladrones: «No hay que vivir con miedo y también el tema de que es mi culpa porque comparto mi vida en redes. Eso me ha cabreado. Aquí el que tiene la culpa es el ladrón. Cada uno tiene la libertad de publicar lo que quiera. No se puede victimizar a los ladrones». Añadía que es ‘influencer’ y vive de ello. «La policía me ha dicho que es algo que ocurre y no puedes vivir con ese miedo porque cuando menos te lo esperas puede pasar», ha explicado.

«Me preocupa muchísimo la reacción de mi madre»

El robo le ha afectado mucho personalmente: «Estuve dos días sin comer, esa noche no dormí ni una hora», ha contado sobre el episodio. Su madre, Maite Galdeano, que se encuentra concursando en ‘La Casa Fuerte’ no sabe nada de lo ocurrido, por ello a Sofía le preocupa su reacción cuando se entere de lo sucedido, más cuando sepa que se enfrentó sola al momento de entrar en una casa totalmente desvalijada.