Carlota Corredera no está conforme con que Olga Moreno cuente su verdad, pues ella cree a Rocío Carrasco y el resto son «negacionistas». La considera «colaboradora necesaria del dolor de Rocío Carrasco» y por eso su acción feminista antes de que Olga hable es significativo


Carlota Corredera ha redescubierto el feminismo y ahora se presenta como abanderada del movimiento desde que se hiciese cargo de llevar el testimonio de Rocío Carrasco al público. Aunque en anteriores casos no se ha involucrado tanto de manera personal, ahora se ha volcado de pleno y eso le lleva a defender la verdad de su nueva amiga por encima de cualquier otra versión que pudiese surgir. Eso pasa por rechazar en absoluto la otra verdad, la que ha contado Olga Moreno en la noche de este miércoles y que uno de cada cuatro españoles que ha visto la televisión ha apoyado, como así se desprenden los datos de audiencia. Un gesto en el que la presentadora se ha posicionado mostrado en las redes sociales para despejar cualquier duda sobre la verdad que cree Carlota Corredera, incluso antes de exponerse a la otra versión.

Carlota Corredera no ha querido apoyar el testimonio de Olga Moreno, esposa de Antonio David Flores. Aunque se tratase de un nuevo triunfo de la cadena a la que representa, la presentadora ha querido dejar bien claro que poco iba a cambiar su opinión, que su lucha es por las mujeres, por dar voz a quien ha estado callada, de apoyar a quienes se han sentido víctimas a manos de un hombre y no dar voz a los “negacionistas”, entre las que considera que se encuentra Olga Moreno, a quien ha llegado a denominar como “colaboradora necesaria en parte del dolor de Rocío Carrasco”.

Es por ello que en su perfil de Instagram, horas antes de que Olga Moreno se sentase en un plató para responder a los embistes dados por Rocío Carrasco mientras ella estaba en ‘Supervivientes’, compartiese una significativa fotografía. Una imagen en la que Carlota Corredera aparece acompañada de las mujeres de su vida y a quien les ha dedicado un importante mensaje de gratitud y cariño en tiempos de lucha para las mujeres: “Antes de despertar al feminismo ya tenía hermanas y conocía el dulce sabor de la sororidad. Os quiero infinito Isiña, Ana y Belén, sois mi centro de gravedad permanente, mi ubicación real, mis ángeles”, escribía la presentadora para presentar a sus compañeras de universidad.

Carlota Corredera se ha hecho fuerte en el mensaje feminista y se ha posicionado como principal defensora de los derechos de las mujeres. Una oportunidad que le brindó ser la conductora de la docuserie de Rocío Carrasco y que le ha posicionado en contra de Olga Moreno, como así ha dejado claro siempre que ha tenido oportunidad de hablar sobre la mujer de Antonio David Flores. La considera también culpable del sufrimiento de Rocío, una “colaboradora necesaria” y, con ello, enemiga de su propia lucha.